Esta semana, nosotros también tuvimos la oportunidad de presenciar este insulto a uno de los héroes de nuestra infancia. Lo cierto es que la única “magia” presente en todo el filme son los cientos de metros de cables que los tailandeses estes utilizaron para hacer volar a los personajes escena sí, escena también. Estamos ante una película Ascor 100%…

Les remitimos al ya existente análisis de la película realizado por el maestro Seamus