Comienza con este primer post un somero, y creo que sucinto, análisis por partes sobre una de las peores televisiones de este país (aunque aquí convendría poner un breve inciso para ser politicamente correcto: todas son patéticas, menos “la 2”, claro… sin comentarios). Si os interesa, y tomando como punto de partida que nadie te obliga a que lo leas y como, para seros sincero, puede afectar a vuestra conciencia planetaria de “busqueda de la verdad”, que tanto pregonan los prebostes de esta cadena

Desde la marujona y petarda María Teresa Campos, pasando por los penosos telediarios con “alta tecnología”, la franja de tarde también marujona de “A tu lado”, las intimidades cutriles y/o psicodélicas de “Hotel Glamour” (ahora “Hotel Glam”, sentencia judicial dixit) hasta la vergüenza ajena de personajes como Sardá en sus “Crónicas Marcianas”, engendro televisivo que nos hace pedir y rogar a Dios que nos mande un holocausto nuclear para volver a la edad de piedra, Tele 5 se pregona y se coloca en la posición definitiva de Reinona de la Payasada Televisiva de España; algo que se veía venir desde esos tiempos pajeriles de las Mama Chicho, de esos míticos programas “a la italiana” que nos hacen soltar las lágrimas, y no precisamente de pena, como aquel sobre futbol presentado por Manolo Escobar y acompañado por esas féminas enseñando chichas tan “berlusconianas”, complemento indispensable en todos los programas, fuesen para el público infantil, juvenil, de la tercera edad o extraterrestre, que se vanagloriaba de emitir la cadena privada en sus primeros y, nunca del todo, añorados tiempos.

En definitiva, que hay muchísimo que analizar. Para la 2º entrega comentaré el culmen del cutrerío televisivo, esa especie de magacine rosa y/o político que nos presenta la gran María Teresa Campos, el primer activo periodístico de Tele 5 tras la definitiva consagración de don Javier Sardá como Mefistófeles del patetismo kistch ibérico.