Apoteósica sesión la de ayer, con doble ración de monstruos de pantano, en la que además de la película ilustrada, también nos deleitamos con “Tiburones en el Pantano“… Pero no le quitemos protagonismo a nuestra estrella de hoy, que con este título, ya lo estarán pensando… ¡Pues sí! ¡Otra de The Asylum! ¿Cuántas películas llevan ya de “VS”? ¿6? ¿7? No importa, porque está es la mejor (relativamente hablando, claro, no deja de ser una puta mierda infecta y toda una aberración del séptimo arte). Pitones gigantes contra caimanes gigantes, al mismo tiempo que también se produce un duelo a muerte entre las que ya son las 2 actrices fetiche de The Asylum, Tiffany VS Deborah Gibson.

El argumento es el típico, tan jodidamente predecible que en más de una y de dos ocasiones se puede narrar lo que va a ocurrir a continuación. Unos activistas verdes (Liderados por Deborah Gibson) secuestran a unas pitones de un laboratorio para ponerlas en libertad en un pantano próximo. Inexplicablemente, las pitones crecen de manera exagerada, con lo que comienzan a diezmar la población de caimanes y de cazadores paletos a partes iguales. En el momento en que la sheriff del condado (Tiffany) pierde a su prometido debido a estos bichacos, inicia un ridículo plan para exterminar a las pitones… y atentos al superplan: no es otro que darle de comer a los caimanes unos pollos chutados con todo tipo de esteroides, anabolizantes, y sueros experimentales para frikis del culturismo… Para así crear unos caimanes a medida de las pitones. En materias de bichos gigantes y mutados habíamos visto de todo, o al menos eso pensábamos. Pero en serio… ¿POLLOS CHUTADOS CON ESTEROIDES Y DROGAS EXPERIMENTALES? Además, a la vista del escaso desarrollo del personaje, esta palurda lo más que habría hecho en materia de biología es la fotosíntesis. Pero si eso es malo, lo jodido es que el asunto funciona, hasta que los bichejos a base de comerse entre ellos hacen efecto bola de nieve, y crecen, y crecen, y crecen… el resto ya es lo típico de The Asylum.

Lo chocante, es que en el momento en que se inicia el crecimiento de los bichos, empieza también un inexplicable y cutre momento musical, con intento de videoclip incluido, donde vemos en una sucesión de imágenes de animales de documental de La 2, combinadas con otras hechas por ordenador super rancias como se sucede el ciclo de crecimiento de los bichos a lo largo de meses, aderezado también con cortes también de documental pero con células y microorganismos… recordemos que acompañado de música pop… Sí, es muy “WHAT THE FUCK?!”, o lo que es lo mismo: “¿¡PERO QUÉ COJONES!?”. Gracias a dios que en internet nos explican muchas cosas… Y es que las dos “actrices” mencionadas son cutre-estrellas del pop de los 80. ¿En serio pretenden relanzar su carrera produciendo películas de mierda de The Asylum y metiendo canciones suyas en ellas? Salir en esta puta mierda, y en las mega pirañas ya es tocar suficiente fondo como para aun encima querer levantar una carrera musical desde una película de The Asylum… Claro, y yo voy a levantar mi carrera de actor cantando en la ducha, manda cojones.

 Pero el plan sale mal, y precisamente el día en que se hace una fiesta en el pantano, de esas típicas que no se pueden cancelar debido a motivos turísticos-económicos bajo ningún pretexto, caimanes y pitones dejan de pelearse entre ellos y arremeten contra la gente.  El resto de la película es rematadamente dantesca, los asistentes a la fiesta se sacan todos de armas y empiezan a disparar en direcciones aleatorias, las 2 protas empiezan una pelea de gatas con tartazos incluidos, y por supuesto, exceso de escenas hechas por ordenador repetidas hasta la saciedad. Pero el descojone es cuando llegan a la ciudad, caimanes como centros comerciales, pitones comiendose trenes enteros… es que hay que verlo para creerlo, y para eso tenermos  a San Youtube: (Nota del Administrador: este video se ha cambiado por otro de duración menor porque Youtube borró el anterior)

Sí… madre de dios… Sé que son escasos 3 minutos de metraje, pero vamos a hacer un ejercicio e intentar recapitular todo lo que podemos llegar a ver:

  • 00:01 – Siempre abusan de zonas industriales para los paseos en coche y gente corriendo… me juego algo que ruedan en los alrededores de la nave industrial del estudio.
  • 00:02 – Cerdas, llevan casi toda la peli con la misma ropa, después de los tartazos, de retozar en el pantano y sabe dios qué más.
  • 00:08 – Cromas, cromas everywhere
  • 00:09 – En serio, ¿es una señora o un viejo rubio?
  • 00:15 – Escena de destrucción aleatoria típica de Asylum, con gráficos no de ordenador, a nivel de la PS2
  • 00:16 – Autopublicidad… ¡No os perdais “Moby Dick”!
  • 00:19 – Si, claro, ves un caimán como un párking entero de grande y reaccionas así
  • 00:20 – En serio, estos de los CGI, el tema de la escala de los bichos lo llevan fatal, cambian de tamaño de una forma exagerada de un plano a otro.
  • 00:23 – Hahahaha, es que me peto, ¡rebobina, hay que verlo de nuevo!
  • 00:32 – ¡Más cromas! Explosión nuclear aleatoria de fondo
  • 00:35 – ¡Por favor pausa! Pero qué jodidamente cutre que es la pegatina que han puesto encima del centro comercial.
  • 00:36 – Más autopublicidad, ¡Venga! ¡Alegría!
  • 00:40 – En serio, llorando de la risa ya
  • 00:48 – Actuaciones, al nivel de los efectos especiales.
  • 00:57 – Señor@, suelte la pistola, que tiene un peligro…
  • 01:16 – Los caimanes no ven de frente, aprovechémonos de ello. La única cosa sensata que dice el Petólogo en la película.
  • 01:27 – Te juro que yo solo veo a una persona dentro del jeep, hace 2 segundos había 4.
  • 01:31 – Una serpiente gigante salvaje aleatoria se ha muerto detrás de tu coche!!
  • 01:41 – Pasar le pasareis por debajo, pero ¿el rabo? ¿lo atravesais?
  • 01:51 – Hace medio segundo, creo que había una persona disparando por la ventanilla del copiloto, ¿no?
  • 01:56 – Vaya maña disparando, sí señor, ¿a dónde mierda dispara? ¿al arco iris?
  • 02:07 – Y con 5 tiros, se mata a un caimán de 7 toneladas.
  • 02:17 – ¿Y esta tía lleva toda la vida de ayudante de sheriff y una pistola encima? ¡Que alguien le enseñe a agarrarla, por dios!
  • 02:22 – ¡Pero qué cutrada por dios!
  • 02:26 – Actuación digna de un Razzie

Lo típico de Asylum, pero más intenso, con más poder descojonante… Volviendo a entrar en materia… Resulta a esos bichos como portaaviones los van a matar llevándolos a una cantera, atrayéndolos con feromonas en barril y dinamitándolos. La cantera ya puede ser como una provincia entera de grande si quieren meter a esas cosas ahí… y bueno, dinamita ya pueden tenerla por toneladas. Pero claro, no va a ser así, como todas las películas de Asylum, termina con una explosión y ¡ale! ¡ganamos!

Una mierda como la copa de un pino, los de Asylum, Tiffany, Deborah, y su puta madre han podido quedar satisfechos… pero en un sentido más afin al alivio que se siente después de ir a cagar cuando se tienen ganas. Es la peor, y con diferencia, de que llevamos vistas en el presente año… Eso sí, también nos hemos reido como nunca, porque a diferencia de las demás de la casa, esta no tiene tantos altibajos, porque lo habitual es que entre las escenas de bichos tengamos a los “actores” hablando o corriendo en un túnel o en un bosque sin más… pero aquí hay bichejos continuamente, con descansos breves, sin aguantar putos tostones de 20 minutos,  con diálogos continuos, subnormales e irrelevantes, mientras esperamos a que vuelvan a salir los bichos, afortunadamente no es el caso. Posiblemente también sea de las mejores de The Asylum, para reise, claro está.

IMDB – Metacritic – Filmaffinity

BONUS TRACK, MOMENTO WTF MUSICAL!