Una pelicula mas sobre serpientes gigantes, con un argumento tan parecido al de “Snake King” de Nu Image, que uno no sabe que guionista plagio a quien…..

Pues si, esta pelicula trata sobre unos investigadores que han descubierto que en las selvas de Borneo hay una Orquidea (de plastico) que contiene un compuesto que prolonga la vida. Asi que envian una expedicion para conseguir “la fuente de la vida” (les suena, a que si…)

La pelicula empieza con unos nativos de la zona tratando de cazar un tigre (supongo yo que andarian cortitos de monos y cosas asi para comer, y por eso decidieron trincarse un tigre que es mas facil…) De repente el tigre sale despavorido y los indigenas ven que esta huyendo…. de una anaconda gigante. Los nativos salen de alli por patas, pero uno de ellos se cae a un lago que pasaba por alli, y la anaconda lo pilla bajo el agua y empieza a menearlo como si fuera un gin tonic. Escalofriante escena del nativo gritando de terror mientras chapotea agua al camara.

La expedicion, mientras tanto, ha llegado al lugar de los hechos y trata de buscar un barco que les lleve al sitio donde florecen las flores de marras. Como es la estacion de las lluvias, (o una fumada asi nos suelta el guionista), nadie quiere hacer el trabajo, asi que buscan al capitan mas macho del puerto para que los lleve rio arriba. El individuo en cuestion es un occidental, por supuesto mas inexpresivo que Don Pimpon, y se ofrece a hacer el trabajo pidiendo un paston de la hostia. Es el momento para que el director nos presente a los que seran comidos mientras se reunen en el muelle para subir al barco (barco supercutre montado con chapas de uralita).

La expedicion esta compuesta por: El capitan pescanova (tio duro donde los haya), el segundo de a bordo (nativo jovial y alegre), el jefe de la expedicion (cientifico sin escrupulos), la prota (descubridora del asunto de las orquideas), el Afroamericano chistoso (no falta en ninguna pelicula de estas que se precie, un tio con pinta de rapero que haga chistes malos y vaya por ahi en plan pandillero), el medico (un chaval guaperas que no se come ni una rosca y lleva un cartelito de: “muero primero”), la tia desagradable (una cientifica que siempre esta incordiando al resto), el cientifico calvo con perilla (otro pringao que tambien tiene pinta de llevarla clara), y por ultimo el “minimono”, una especie de simio titi que acaba teniendo mas minutos de pelicula que alguno de los protagonistas, lo cual tiene delito del bueno.

Juntos, emprenden la peligrosa mision rio arriba. El primer susto no se hace esperar mucho, pues la cientifica desagradable se encuentra al minimono en su camarote, mete un chillido de miedo y sale corriendo como si la persiguiese un velocirraptor. Una vez recuperados del susto, llega la noche y los aventureros estan cenando platanos rancios. El minimono quiere uno, pero el tacaño del capitan pescanova lo manda a paseo. El minimono se sube a lo alto del barco para buscarse la vida, y cuando pasan al lado de unas ramas, se sube para coger frutas. Cuando se quiere dar cuenta, el barco ha seguido su curso y el capullo esta en medio de la selva perdido.

Como al director le faltaba metraje, pues le dedico al simio pelicula propia. Vemos al mono correr al lado del barco desesperado, mientras una de las cutrecondas lo ronda sin piedad. Despues de un rato de paliza con el mono correteando por la selva perseguido por un camara, seguimos con los aventureros. La cientifica desagradable se cae al agua (la muy idiota se apoya en la puerta de atraque del bote para hablar por el movil y se va para el agua junto a un cajon de fruta) y se hace un corte al caer. Todo el mundo sabe lo peligroso que es hacerse un corte en el agua de la selva, pues a los dos segundos hay alli hasta hipopotamos sedientos de sangre. En este caso lo que aparece es un cocodrilo sanguinario que trata de comersela. Momento perfecto para que el capitan pescanova se tire al agua en plan macho y se ocupe del cocodrilo. Tras meterle en la boca la caja de plastico para fruta, se agarra al cocodrilo y empieza a meterle puñaladas traperas a diestro y siniestro hasta conseguir matarlo. Sacan a la cientifica desagradable sana y salva, y la tia, como es desagradable, pues no le da las gracias al capitan y encima se queja de haber perdido el movil.

Y llega el segundo susto, pues mientras estan hablando, el minimono de las narices aparece de pronto. El capitan se extraña y comenta que el mono tiene pinta de estar muy asustado. El director refuerza el comentario con un primer plano del careto del mono con cara de miedo (y os aseguro que el mono interpreta mejor que el capitan). De ahora en adelante, cada vez que haya un susto, un momento de tension o lo que sea, el director intercalara planos del jodio mono con los ojos como platos, o pegando chillidos, o tapandose la cara. Uno acaba del minimono mas harto que de las cutrecondas.

Pero sigamos: los acontecimientos se precipitan, ya que al segundo de a bordo se le bloquea el timon y enfilan directo a una cascada. El capitan pescanova pone cara de intensa preocupacion, busca una llave inglesa, levanta la tapa del motor y se pone a darle mamporros hasta que consigue liberar el timon???. Pero ya es tarde y se caen por la catarata. Mientras el barco cae por la cascada, parecen las cataratas del niagara, pero una vez que salen del agua aquello parece una fuente de patos (no les quedo muy mal el efecto digital, pero alguien podia haberse molestado en respetar las proporciones). Los aventureros salen a la orilla, y tratan de rescatar todo lo que pueden del accidente. Sacan dos machetes y un telefono movil, que encienden alli mismo sin problemas (debe de ser acuatico, como los relojes). La desesperacion cunde, pero el capitan les tranquiliza llamando a un colega que esta por la zona con su barco y les recogera al otro lado del rio, asi que tendran que cruzar la selva. El capitan pescanova va el primero podando setos con su machete, y llegan a una zona de aguas estancadas. El minimono (que sobrevivio a la caida el muy…) pone cara de susto, e imaginamos que el bicho se veia venir lo que pasaria. Se ponen a cruzar el agua con el capitan andando primero y agarrando el machete a dos manos en plan samurai. Momentos de tension extrema, tomas de la camara debajo del agua, un serpenton gigante dando vueltas por ahi, uno de los tios tatareando la musiquita de Tiburon… En fin, sale del agua un pedazo de serpiente megapixel y se come al medico con patatas, mientras sus amigos sobreactuan caras de susto, lo cual es lo que acaba por darte miedo. Aqui no ha pasado nada, el capitan sigue podando la selva (le mete a ramas minusculas que ni siquiera le estorban). Hacen una pausa para descansar, momento que aprovecha el guionista para mostrarnos los peligros de la selva, pues el rapero acaba con la espalda llena de sanguijuelas, y al calvo con perilla se le mete una araña venenosa en el zapato que no le pica de milagro.

Mientras, al amigo del capitan se lo comen las anacondas por el rio, y su bote se estampa contra la orilla, explotando a continuacion. Cuando los aventureros llegan, nada se puede hacer, asi que se ponen a saquear los restos (y hasta el minimono acaba mangando una linterna). Como ya no hay barcos, pues no les queda mas remedio que seguir su delirante viaje por la jungla, con el capitan podando matorrales y el mono haciendo paridas. Tras cortar unas ramas, acaban llegando a un cementerio indigena con una cabaña al mas puro estilo “isla de los famosos”, donde el capitan demuestra que no se pierde ni un capitulo de bricomania, y se pone a fabricar un bote con troncos y lianas. Mas tomas del mono dando por saco, y jugando con lo craneos del cementerio. Una vez acabado el bote, el capitan se quita la camiseta y se pone a afeitarse en seco con el cuchillo, para que nadie olvide lo macho que es. Despues llegan hasta el lugar donde estan las orquideas, que es precisamente donde mas serpientes hay en toda la isla.

Y aqui es donde empieza el despiporre y termina la pelicula, con anacondas digitales retorciendose, arañas venenosas, y el minimono pegando berridos. Por suerte, cuando la anaconda mas gorda ataca, le ponen un bidon de gasolina en la boca, y mientras el bicho se retuerce rociandose a si misma con gasolina, le meten candela y fin de la historia. EL bicho explota como un petardo y acaba provocando un derrumbamiento que da por terminada la orgia de serpientes. En fin, mi unico consejo una vez visto este pestiño es: NO LA ALQUILEN!!!!

IMDB de la Película