Estamos ante una obra maestra con delirantes situaciones, interpretaciones de función de colegio, y cámaras desenfocadas por aquí y por alla. Todo ello rematado con la maldición del “Chorra”, un pobre diablo que va por el campo envuelto en una cortina y asustando a los catetos.

En fin, que le vamos a hacer…. La protagonista de esto, Maria (la Loca), es una chica muy buena y modosita que sufre terribles pesadillas en los que se le aparecen todo tipo de fumadas mentales sobre su hermana muerta (se suicidó), un tio raro con un machete, y cosas raras difíciles de explicar. La actriz apoyará por tanto la interpretación de su personaje en poner pucheritos y caras de “no he roto un plato en mi vida”.

La chica le comentará sus paranoias a un sacerdote, el cual le dice que se deje de tonterias y siga adelante. En este punto, al director ya le empezaron a hacer efecto los tripis que se habia tomado, y toda la charla con el cura se realiza bajo una surealista iluminación naranja, pareciendo que el despacho del cura esta dentro de una bombona de butano.

La chica, para quitarse el stress, decide irse de viaje pastillero con unas amigas. Por tanto, dejamos ahora una película sobre malos rollos religiosos al estilo de “La Profecia”, y nos encontramos con una película de adolescentes pervertidos al estilo “Viernes 13”.
Las chicas que realizarán el viaje son:

La mejor amiga. Como su propio nombre indica, aguantará todas las neuras de la Loca con mucha comprensión y serenidad. Ella va de madura, a pesar de que también le va la marcha.

La Boney M. Una chica amante de los colores chillones con lentejuelas y de los maquillajes resultones. Desde el comienzo de la película uno siente el deseo de que el Chorra se ensañe con ella.

La Siniestra. Disfrazada al estilo sobrinita salida de Bitelchus, esta pobre acabará recibiendo tantas calabazas de los tios, que optará por montárselo con las de su propio sexo.


Aqui tienen foto de estas dos últimas…. Bien, nada mas empezar el viaje, el guionista nos da a entender que la Boney M y la Siniestra son unas golfonas de cuidado, gracias a sus descarados comentarios. Por el camino se empezarán a meter cigarritos de la risa uno detras de otro, y cuando se atragantan con el humo se jalan unas cervezas, mientras la Boney M conduce con las rodillas. Ni que decir que el director debe de ser de la escuela Búlgara, pues lo que se ve desde las ventanas en el interior del coche, no tiene nada que ver por donde el coche va en realidad.

A base de estupefacientes, el coche va por la carretera haciendo eses, lo cual atrae al típico Sheriff local, que pone las sirenas y obliga a las grifotas a parar en la cuneta. La Siniestra se pone a marcar escote y la Boney M se pone a buscar los papeles girándose y colocándole el culo al Sheriff casi en la cara, mientras le piden que haga la vista gorda. La técnica funciona, y el policia se lleva a la Boney M al coche patrulla para que le haga un trabajito al estilo “Mónica Lewinski”. Despues, agradecido, les escolta hasta un pueblo de mala muerte para repostar carburante. Nada mas llegar, la zorrona de la Boney M, a la cual al parecer le gusto la experiencia policial, se pone a convencer al sheriff de que se vaya con ellas a tomar una copa. Asi que dejan a la Loca echando gasolina, y se meten las tres en un garito con el policia.

Cualquier cosa que pueda intentar decir del interior del bar se queda corto. Mientras las protagonistas ponen cara de sorpresa, el director nos muestra toda una galeria de Frikis: una especie de cateto sarasa vestido como Simbad el marino, un colgado con cara de loco y dando tumbos, un nota en plan “Pancho Villa” con gorro y bigote…. Alucinante, a parte de que el director apuesta ahora por el rojo, pareciendo aquello un puticlub. Cuando yo creia que el nivel de fumadas no podia aumentar, resulta que en el local hay actuaciones en directo. Sale un colgado al escenario, y su compañera de número enciende un magnetofón de cinta de los antiguos, sonando a continuación una música al estilo Marilyn Mason con calidad MP3 (buen magnetofón). El colgado coge un micrófono que parece robado a la Orquesta Topolino mientras pone cara de loco, y se marca un playback infernal. Lo dicho, indescriptible…..

Finalmente llegarán a la casa donde despues el Chorra montará la carniceria padre. Las chicas se visten para irse de marcha, y se van a una discoteca desenfocada llena tambien de Frikis y camperos, y con delirantes iluminaciones. Alli se ligarán a una panda de descerebrados y se los llevarán al picadero. La Loca, despues de toda una tanda de visiones raras en la disco, saldrá a tomar el aire fuera, y se encontrará con una vieja misteriosa que la advierte de que el “Chorra” va a por ella. En ese momento la pobre tiene la madre de todas las visiones, en la que el director mete una cuña rodada en plan cine mudo, donde nos explican la absurda historia del Chorra y de por que va por ahi con su machete. A estas alturas de la película, creo que a nadie le interesa ya el Charro de las narices, y por mas que se esfuercen los guionista por darle sentido a este pestiño, ya es demasiado tarde.

Mientras la acción principal se desarrolla, el director nos pone de vez en cuando planos del Chorra andando por el desierto en cámara atras, y me explico: se coge al maloso y se le hace andar hacia atras, despues se pone todo en cámara atras y parece que el Chorra anda normalmente, pero de una forma supuestamente inquietante. Este recurso lo utilizó el gran Brian de Palma (gran en sus películas antiguas, quiero decir), cuando rodó “Carrie”. Pero en el caso del Chorra, el efecto es de lo mas deplorable, sobre todo por que los matorrales del desierto se mueven antes de que el Chorra los pise… lo dicho, esta película esta llena de cosas que no hay narices de explicar. No se como escribieron el guion de esto y se lo explicaron despues a los actores.

Por el camino, el Chorra se cruza con una chica del pueblo que iba al picadero a liarla y la cose a machetazos. Primero le corta la mano, y aunque no se aprecia bien en la foto, el efecto del muñón cortado es deprimente. La actriz parece que esta sujetando un flan ensangrentado, pues al chirrar y berrear, el muñón tiembla de un lado para el otro.

En este punto de la historia, el director parece darse cuenta de repente que se le acaba la cinta, y mete al Chorra en la casa a liar alli Vietnam. Las muertes absurdas se suceden una detras de otra, porque que me digan como puede explicar el guionista que en una supercasa de lujo se vaya un tio a hacer sus cosas en medio del campo en vez de utilizar uno de los servicios, o por que dos de los protagonistas se ponen a copular en el capó de un coche habiendo habitaciones libres….

Uno no quiere reventar el final, asi que les dejo con el suspense de quien saldra vivo en esta deplorable película. Solo decirles que el final es una fumada antológica, con el Charro dando machetazos y apariciones de ángeles vestidos en plan motero. A diferencia de otros clásicos que he tenido el placer de ver, esta película si les recomiendo que la busquen por ahi y la vean, pero despues yo no quiero saber nada. Parte de la culpa creo que es de Kesci, que puso hace un montón de tiempo el Trailer en esta Web, asi que a compartir la culpa se ha dicho :-)).

Por último decir que una de las actrices secundarias que acaba en la fiesta de la casa es Tabitha Stevens, actriz que aparece en otras películas prestigiosas como: “Blowjob Adventures of Dr. Fellatio 13”, “San Fernando Jones & the Temple of Poon ” y ” The Art of Oral Group Sex”, asi que se pueden imaginar la calidad interpretativa de la pelicula (jeje, no pienso traducir los títulos pero creo que ustedes se hacen cargo…) Ademas, el actor que hace de “el Chorra”, es el mismo que “interpretaba” al malo de “La masacre de Texas”.

IMDB de la Película