Hola muchachos, llevaba siglos sin pasarme por aquí. Y vengo para hacer el mal. No se si lo habréis posteado ya. Es sublime. Solamente el trailer merece un Oscar esculpido en mierda. Observad hijos míos, observad. Y como diría La Máscara: “¡Apretaos bien los tornillos del culete!”.