Siempre hemos sido un poquito cabezones, y es que después de la advertencia de gabi de “sólo apta para pelotas de acero” no nos hemos podido resistir y hemos ido de cabeza a por ella. Pelotas de acero no sé, pero de titanio sí que hacen falta para chuparse esta porquería abismal y al terminar empatar y verse Ninja Terminator en plan maratoniano. Pero bueno, volviendo al tema… tenemos un nuevo ídolo, si Christopher Lambert no espabila, es posible que pierda su “podio” personal ante Casper Van Diem, que su sola presencia en un telefilme garantiza mierda asegurada. (Leer más…)

Y ahí estamos, con el amigo Casper, una Erika Eleniak que para aprovechar el bajón post-baywatch se ha inflado las tetas con bombín, un rapero de 3ª, un negro mazas con un ojo mirando pa cuenca, un paralítico muy inteligente pero un poco subnormal al mismo tiempo y una tipa con coletas que no pinta nada en la peli salvo hacer bulto… y bueno, el invitado de lujo, el Conde Drácula, con el pelo peinado lamido hacia atrás y la capa negra de toda la vida, ¡en una nave espacial en el año 3000! Para que luego digan que las modas no duran mucho. La cuestión es que esta panda de inútiles personajillos forman parte de una patrulla espacial que encuentra una nave de carga a la deriva. Y al parecer, la legislación es del palo “lo que encuentres en el espacio es tuyo”, además de prohibir las religiones, los tacos de billar de madera…

Durante toda la película nos bombardean con el cansino, grabaciones del diario de abordo del capitán de la nave perdida insistiendo en que su tripulación esta enferma, que no les funciona el motor, que están a la deriva, que no sabe que hacer… cada 5 minutos el mismo cuento, y venga una y otra vez… ¡YA LO SABEMOS MECAGOHASTAENDIOS! También resulta desesperante el cerebrito en silla de ruedas, y la verdad es que es molesto el estereotipo del anormal este, normalmente en las pelis pintan a la gente paralítica como gente con ganas de superación y de “esto también lo puedo hacer yo”… aquí no, hay que llevarlo en brazos a todos lados, no puede hacer nada solo ni estar solo, y bueno, cuando aparece el draculín classic se echa a llorar y se pasa todo el rato diciendo sin parar “vamos a morir todos, vamos a morir todos, vamos a morir todos” ¡ESO ES DE ESPERAR CON LA PANDILLA DE EMPANAOS QUE SOIS!

Y resulta el capitán de la patrulla-ascor (el colega casper), casualidades de la vida, se apellida Van Helsin (¡que coincidencias, oye!), aunque bueno, eso es para alargar la peli cuando descubre su linaje… porque luego va todo creído a por Orlock (así bautizan a drácula aquí) y le cae una ensalada de ostias del quince al Van Helsin. Y la vigilante de la playa, resulta que es un androide y que no tiene sangre, es más resulta que es un robot-puta con el software actualizado a robot-espía (vaya giros que da la vida…)

Bueno, no quiero entrar mucho en detalles porque esta mierda monumental es digna de ver, los escenarios son 2 pasillos y 2 habitaciones, con más o menos luz según la escena, pero los mismos al fin y al cabo y los diálogos… menuda joya… ver para creer… reabro el apartado de Diálogos para no Dormir… pasen y vean…

Y recomendaría aguantar hasta el final de la cinta, porque es de infarto, en nuestra proyección nos echamos unas buenas risas. Cinta 100% Ascor, altamente “recomendada”.

Ficha IMDB.