¡Por fin! El día 24 de Febrero de 2012 (7 añazos después de que El Club des Dijous le rindiese homenaje en una grandísima reseña), hicimos acopio de valor y nos aventuramos a descubrir a la leyenda, a la eterna asignatura pendiente de Ascor Movies, a beber del Santo Grial de las películas de mierda.  Y es que no importa cuánto hayas leido u oido hablar acerca de este aborto del séptimo arte, supera con creces a la leyenda que la rodea, te va sorprender de lo jodidamente chapucera, barata, tosca y mala que es. Y no le hagais caso a la carátula, en la película no sale ABSOLUTAMENTE NADA de lo que se aprecia en ella, es que ni siquiera algo parecido.

“La última ciudad aun sigue intacta,
el último hogar de lo que quedó de la civilización de la nueva tierra,
el resto de la sociedad ha sido eliminada por la rebelion robótica del 33.
Cuando millones de robots se rebelaron contra sus creadores,
el caos que crearon creo una radiación muchísimo más mortal que cualquier guerra nuclear conocida.
El mundo habíado sido aniquilado por el…
HOLOCAUSTO ROBOT.

** Disclaimer: Pese a mi reciente empeño en escribir artículos ni muy cortos ni muy largos, esta película se merece una sábana de texto y más, así que vayan por café, líense un cigarrito o lo que sea… esto va para largo. **

¡Pues claro que la ciudad sigue intacta! Ni os habeis molestado en poner un mínimo de destrucción en el paisaje malditos hijosdeputa, y gracias a Satán que teníais unas naves industriales en estado de ruina para darle algo “apocalíptico” al tema, porque solamente faltaba ver a gente paseando de domingueo en el parque. Y esta solamente es la primera intervención del mongolo del narrador en esta puta mierda, porque si bien en mucho cine Ascor se hace necesario un puto narrador para contarnos qué mierda está pasando, aquí es todo lo contrario, solamente hace acto de presencia para narrar obviedades que ya podemos ver con nuestros propios ojos… “Las Aventuras del Capitán Obvio sería un buen título para esta cosa, porque de holocausto tiene poco, y de robot… solamente hay 4 robots en toda la película, y entiéndase por robot a un anormal metido en un traje de goma.

El propósito de esta defecación de las artes gráficas es su mayor despropósito, intenta comprimir de todo en los escasos 75 minutos que se pasa bombardeando al espectador con mierda. Porque no solo es de robots y post-apocalíptica como apunta el título, sino que también pertenece al género de “Conan exploitation”, con todo lo que el subgénero conlleva, que obliga la presencia de una araña gigante, mutantes/cavernícolas y demás parafernalia en un popurrí de escenas aleatorias e inconexas. Incluso dispone de un impertinente aborto de C3PO que, para mayor inri, colabora con el narrador para hacer aclaraciones obvias y estúpidas.


Cualquier símil con un conocido androide de protocolo es mera coincidencia

Después de la deleznable intro, vemos a 2 anormales peleando, que vamos, es que ni se tocan, ni le ponen ganas ni nada. Hacen la misma llave como 6 o 7 veces, y se tiran encima de los sacos… no vaya a ser que se hagan daño. Mientras tanto, el narrador habla de que el aire es venenoso, y que esta gente (los “esclavos del aire”) puede vivir mientras trabajen para el “amo oscuro” y su central de energía, y que hay leyendas de gente que es capaz de respirar el aire venenoso y que vive en los páramos desolados y nosequé payasadas más. El público, en un alarde interpretativo, mira impasible el espectáculo… Esto es una constante durante toda la película, los actores lo hacen tan jodidamente mal que es imposible no descojonarse al ver cómo permanecen quietos como si tuviesen una jodida estaca metida en el culo, con cara de circunstancias, pase lo que pase. De hecho, los dobladores que pusieron su voz para la versión española les han hecho un enorme favor, porque si ya así es jodido, en versión original dan ganas de pegarse un puto tiro del nivel de vergüenza ajena que llegan a causar. Pero claro, cuando tienes 30,000 de las antiguas pesetas para hacer una película post-apocalíptica y con robots, es lo que hay, estos energúmenos son la opción más barata. Unos putos maniquíes lo hubiesen hecho mejor, pero cierto es que también salen más caros.

Mientras los caramuebles observan la lamentable pelea, Klyton -que así se llama el androide de mierda- se dedica a robarles la cartera. Pero entra en escena el prota, le da una colleja y lo apaga, y le exige explicaciones… SIN ABRIR LA BOCA. Resulta que se puede comunicar telepáticamente con los robots, vaya puta mofa. Klytonris cuenta el resto de la historia que el narrador estaba explicando… como si nos interesase o algo. Los mongolos de la pelea siguen a lo suyo, y como no son cansinos ni nada, el público grita al unísono: “¡No hay ganador! ¡No hay ganador!”. Ni guión, ni actores, ni sentido común, ni ganas a la hora de gritar. ¡Pues claro que no hay ganador! Con esta película perdemos todos, la humanidad como en conjunto, en un espectáculo que muestra los momentos más bajos de nuestra civilización, que no tienen nada que ver con la crisis, las guerras, o el Sálvame… ¡ES ESTA PUTA PELÍCULA! Si algún día desarrollamos robots con una inteligencia artificial suficientemente avanzada y descubren esta película, el Holocausto Robot será inminente, no querrán tener nada que ver con la raza que los creo y que a su vez dio a luz a mierdas abismales como esta.

Claramente elegida por sus dotes… ¡interpretativas!

Entonces entran en escena el Amo Oscuro (bueno, es encena no entra que no se le ve el pelo en toda la película, cosas del presupuesto 0), que es un ente omnipresente que todo lo ve, y su sicaria Valaria. Que va por ahi con su fusta y un plumero sobredimensionado en la cabeza, cumpliendo la voluntad del Amo Oscuro, pero… Vamos a ver… si el Amo Oscuro necesita un brazo ejecutor para hacer todo, ¿qué poder tiene? ¡No se le hace caso y se le deja morir del asco! Pero es lo que hay, y el narrador tampoco nos va a explicar nada de lo que realmente nos podría llegar a interesar. Lo que sí queda claro, es que a esta tipa la contrataron por sus tetas, porque si los actores son paupérrimos en todo el plantel de la película, ella es la peor con diferencia, hecho que se acentúa hasta el infinito en V.O., que además de tener cualidades interpretativas nulas, intenta forzar un acento francés completamente insoportable. Mediante un orbe luminoso también puede ver lo que ocurre en todas partes, y decide cortarles el aire para terminar con la revuelta de la pelea y enviar a Torque, que es un robot que parece el Dr Zoidberg con tortícolis para restablecer el orden.

Expuestos al aire venenoso, todos los presentes se colapsan, menos Nero (el prota), y un señor mayor y su hija. El tipo le dice a su hija que se tire como los demás para disimular… que con los actores estos, que su personaje tenga que disimular, casi que implica que tenga que actuar al cuadrado, imagínense el “disimulo”. Al ver que el viejo no se desploma ante la falta de aire, el Amo Oscuro le exige explicaciones, no se las da y se lo llevan ante tal insólito hecho… Pero el prota también es inmune a la falta de aire y a nadie le extraña. Después, la chica explica que su padre es científico, y que ha diseñado dos prototipos de artefacto que permiten respirar el aire venenoso, para liberar a los esclavos y hacer un ejército inmune al aire venenoso y ataca la central de energía del Amo Oscuro. Que por cierto, los chismes para respirar se ponen en la oreja. Pero vamos a ver, si tienes dos prototipos de artefacto que permitirán salvar a la civilización… ¿¡POR QUÉ MIERDA VA EL INVENTOR DE LOS MISMOS, CON LOS DOS ÚNICOS PROTOTIPOS EXISTENTES AL PUTA BOCA DEL LOBO!? Bueno, eso ya lo sabemos, porque el guionista seguramente tenía alzheimer, además de un severo retraso mental. Nero también comenta que su tribu está amasando un ejército para el mismo fin y nosequé más. Esta conversación es digna para ver, porque una persona normal es incapaz estar tan inmóvil durante tanto tiempo. Solamente la calidad del vídeo, que era sorprendentemente buena para este mojón del averno, nos permitio ver que les movían los labios y no se había quedado bloqueado el reproductor de DVD.


Cada vez que abre la boca, me entran instintos suicidas

El resto de la película la podemos dividir en tres actos paralelos, por un lado, tenemos a la pandilla basura, que marcha sin más hacia Mordor… estoooo… hacia la central de energía, sin que nadie les impida que se escapen de la zona de los esclavos o dondequiera mierda que estuviesen. Los páramos “desolados” son sospechosamente parecidos a Central Park, incluso se aprecia la ciudad intacta de fondo. Lo sorprendente de estas escenas en el parque es que no aparezca ningún despistado y/o espontáneo, y más cuando parece que todas las escenas de esta puta película se han rodado a sin repetir ninguna toma. Pero… un momento, ¿por qué mierda ahora todos pueden respirar el “aire venenoso” del exterior? ¡¿En qué cojones estaban pensando?! ¡¿Es que nadie se dio cuenta de semejante fallo?! No, si ahora todo va tomando forma, seguro que consiguieron financiar la película con las subvenciones de darle contrato a semejante pandilla de deficientes mentales. Y a partir de aquí es donde empiezan los clichés de película de “Conan Exploitation”, empezando nada más y nada menos por la trillada tribu de mujeres guerreras y misantrópicas, que más que guerreras parecen un grupo de Glam Rock de los 80s. De su tropiezo con las feminazis salen con una nueva recluta y un “Conan” mudo y bastante gay, pobre hombre, cualquiera hubiese preferido una muerte por kiki antes que irse con semejante pandilla de mongólicos. Que por cierto, estos 2 nuevos fichajes también son inmunes al “aire venenoso” del exterior.

A continuación irrumpe el narrador, hablando de nosequé de la máquina del placer, que es la recompensa para los que sirven al Amo Oscuro y nosequé más. Como imaginareis es la excusa para meter una escena de tetas gratuita, así que Valaria entra vestida con una redecilla de las naranjas pintada de negro en la jaula (porque es una jaula), y se pone a dar vueltas en ella mientras 2 atontaos en pelotas bailan fuera de la jaula con una esfera de electricidad estática. Estos artilugios son un auténtico sello de calidad, si en una película aparece una de estas como algo super-futurista, tiene muchas papeletas para ser una mierdícula de categoría.

El “futuro”… lleva con nosotros 30 años

Vuelta a la compañía del anillo, que nos deleita con la escena mas risible de la película con diferencia. Tienen que atravesar la cueva de los “gusanos residuales”. Entiéndase por “gusano” a un brazo con un calcetín de goma con dientes, y por “cueva” a un túnel de cartón piedra que tiembla cuando se mueven los “gusanos”. En general solamente hacen el anormal en la cueva, y uno gusano muerde a uno de los retrasados en el cuello… es decir, le unta el cuello con ketchup al tocarlo. Es de lo más lamentable que hayamos podido ver en muchos años, y una escena que quedará grabada a hierro y fuego en nuestras ya castigadas mentes, para mayor desgracia. Os dejo con un vídeo para que podais apreciar la escena en todo su esplendor:

A la salida de la cueva hay un lago, donde al ver burbujear el agua uno de los mongos pregunta qué hay ahi abajo, a lo que la bárbara responde: “No quieras saberlo”… ¡Y se corta la escena y nos deja con las ganas! Cosas del inexistente presupuesto. Nuestros héroes también son atacados por una pandilla de mutantes aleatorios, que combaten con sus espadas de madera, y sus coreografías de combate inexistentes. Todo ello para llegar a la “Central de Energía”, que, en un alarde de fotografía por parte de los encargados de efectos especiales… ¡ES UN JODIDO Y MISERABLE DIBUJO DE UNA PLANTA ELÉCTRICA! Vamos, para mear y no echar gota. Una vez dentro, deberán superar salas tan ilustres como “la cámara de seguridad de las bestias”, “la cámara de la lanza”, “la puerta metálica”, “la sala de los pedos”… bueno, esta última no, pero tampoco desentona. Mención especial para “la bestia de la telaraña”… que es un miserable palo con pelos amenazando a la chica que se queda atrapada en la telaraña, repito UN PALO CON PELOS.

¿Majestuosa? ¿Eh? La tubería cutre le da glamour.

Finalmente, tras un puñado de penurias, un par de cenutrios que mueren por hacer el gilipollas, de ver cómo acampan y encienden un fuego para descansar en plena guarida del malo (sí, el robot también descansa y bosteza), llegan a la prueba final… una puerta infranqueable. Y es en esta precisa escena donde vemos la mejor pieza de interpretación de toda película, cuando la bárbara misantrópica toca la puerta y sale un chispazo de tres pares de cojones y sale por patas… y viene dada por el hecho de que no estaba actuando en absoluto, el chispazo la pilló por sorpresa y salio corriendo del susto (ver vídeo). Luego nuestro querido robot Klinton y abre la puerta con tocarla simplemente, seguido de una lamentable escena donde entra en malfuncionamiento y le da un tembleque epiléptico que clama al cielo de vergüenza ajena que da… Que por cierto, ese individuo es J. Buzz Von Ornsteiner, no tengo puta idea de quien es, pero lo digo porque no puede quedar impune de trabajar en semejante desafío al intelecto humano por el mero hecho de llevar la máscara puesta toda la película. ¡NO TE VAS A ESCAQUEAR MALDITO BASTARDO!

Mientras nuestros antihéroes pasan por sus desventuras, por otro lado “disfrutamos” de cortes donde podemos ver lo que están tramando los esclavos. Al ver como el grupillo puede irse sin que nadie los detenga, deciden probar suerte y en lugar de cargar con sacos de combustible deciden cargar con sacos de arena, de esta forma parece que trabajan pero supuestamente el Amo Oscuro le terminará faltando energía para seguir… ¿funcionando?, mis coj… bah, me importa ya una mierda qué tiene sentido y qué no en este bodrio. Hasta aquí demoslo por bueno, pero durante toda la película hay réplicas de los esclavos, con los dos mismos subnormales profundos entablando la misma conversación todo el rato, que viene a ser algo así como:

  • – “¿Estás seguro de que esto va a funcionar?”
  • – “Claro que sí.”
  • – “Pero el Amo Oscuro se va a dar cuenta en cuanto le empiece a faltar energía.”
  • – “Que no, todo ira bien, está muy ocupado controlando a los que se han escapado.”
  • – “Pero…”
  • – “No te preocupes, todo va a salir bien.”
  • – “Pero…”

¡Que os calleis de una puta vez jodidos abortos de actor! ¡Qué pesados toda la puta película repitiendo la misma mierda cada 5 minutos! ¡Había que meter más y más relleno no! ¡Para tenernos retorciéndonos de dolor y de vergüenza ajena durante al menos hora y media! ¿Qué pasa? ¿No hacían VHSs de menos de 90 minutos para los videoclubs y había que llenar la cinta a toda costa no? ¡Podíais haber rellenado los minutos que sobran con cortos de gente vomitando y me daría menos asco que la puta película esta! ¡ME CAGO EN VUESTRA PUTA RAZA JODER!

Y en una tercera línea de sucesos, tenemos a la rubia, que además de meterse en la máquina del placer siempre que puede, está intentando interrogar al científico… que sigue con la misma caracandado toda película, independientemente de si le están amenazando con matar a su hija, acaba de ser torturado, o “simplemente” está viendo al Amo Oscuro. Bueno, cuando ve al Amo Oscuro le da un tic en el ojo, pero seguramente sea porque ni siquiera pestañea cuando le enfoca la cámara… claro que sí, cuanto más inexpresivo mejor. Y para más inri, también hay un puto diálogo de besugos entre la zorra esta y el Amo Oscuro en plan: “-Valaria me has fallado de nuevo.”, “-No se preocupe Amo Oscuro, no volverá a suceder.”, “-De acuerdo, pero no me vuelvas a fallar, o te arrepentirás.”, “-No lo haré se lo aseguro”. Erghkesñlelasd, ME QUIERO SUICIDAR YA, esto es el cuento de la buena pipa hecho película.


Extracto de una actuación estelar de la película, cortesía de los “jrandes” de AVT

La película termina cuando los 3 grupitos paralelos chocan al encontrarse. El Amo Oscuro por fin castiga a Valaria y le quema la cara, revelando en un giro de guión inesperadísimo que… ¡ella también es un robot! Comienzan una serie de patéticas peleas entre buenos y malos que dejan a la pelea de esclavos del principio en una obra de arte del wrestling. Incluso al mongolo que hace del maléfico robot Torque, se le ve el chándal que lleva debajo del disfraz, según parece debían llevar prisa por ir a gastarse el poco presupuesto en alcohol para olvidar semejante calvario. Aunque a pesar de todo, es tarde para salvar al padre de la prota, el Amo Oscuro lo está asimilando, a él y a su conocimiento… Ah sí, porque al final podemos ver al dichoso Amo, que es un puto testículo verde viscoso gigante que se está “comiendo” al viejo. Y es que después de todo lo visto no podía ser menos patético.

Y esto, a grandes rasgos, es Robot Holocaust… El Santo Grial del cine Ascor (ni Skeleton Man ni pollas), este excremento del 7º arte es tan jodidamente malo que es el descojone definitivo… fácilmente debe de haber al menos 10 gazapos en cada escena, ni queriendo se pueden meter más. Juntarse con un grupo de amigos dispuestos a reir, y ver esta mierda, para eso se hizo Ascor Movies.

IMDB – Metacritic – Filmaffinity

Bonus Shot: El puto Amo Oscuro