Camel Spiders Poster

De mera casualidad nos tropezamos con esta obra no perteneciente al séptimo arte… lástima no haberlo hecho antes, porque obviábamos que era una fechoría perpetrada por ese hijodeputa llamado Jim Winorsky. No contento hacer con su mierda de películas porno “softcore”… que viene a ser algo así como porno pero sin llegar a serlo (vamos que además es un calientabraguetas de profesión), lleva ya muchos años castigándonos con mierda de primera. No obstante, me declaro seguidor (que no fan), ya que he de admitir que Ghoulies IV consiguió dejarme anonadado e incrédulo de haber visto una película tan jodidamente mala durante una temporada. Ahora hace ya tiempo que dejó el látex y las máscaras de carnaval en sus producciones, y como tantos otros ha reclutados a un ejército de chimpancés dispuestos a hacerle los CGIs de sus mierdas de películas. En esta ocasión estuvo espabilado, y cuando en internet empezaron a aparecer fotos de las arañas camello estas, debió ir corriendo a rodar la película que nos ocupa.

Eso sí, poco se informó sobre el tema, porque si bien este tipo de arañas son feas de cojones, grandes, y demás… pues son inofensivas. Que no es un factor determinante ni de mayor importancia, pero en la película recalcan que son muy venenonas y que una mordedura mata… ¿¡Pero qué mierda importa que tengan ese veneno!? ¡Si se abalanzan sobre sus víctimas y las destrozan como si fuesen una licuadora! ¡Y eso si no te arrancan un brazo de buenas a primeras!

Pues sí, estas arañas afganas terminan en Arizona o donde coño sea, porque unos militares se traen de vuelta al cadáver de un marine que llevaba un par de “polizones” dentro de la boca. Los suficientes para que en cuestión de horas haya centenares de arañas por todos lados. Porque el cadáver estaba siendo transportado por un coronel y una sargento por una carretera en medio de ninguna parte, intercambiando una conversación de besugos que no tiene ni pies ni cabeza… menos mal que está el croma de las ventanillas del camión para entretenernos, porque no es que simplemente sea cutre, es que cada vez que vuelven al plano de cada uno de los personajes para decir su línea, se vuelve a repetir lo mismo que había en el fondo… ¡Han puesto un puto gif animado rancio de fondo! El tema es que van distraídos, y en un cruce se estampa contra ellos un paleto que era perseguido por el sheriff, que el paleto hay que verlo para creerlo, parece que el director hubiese grabado a un colega de camino al trabajo para ahorrar tiempo y dinero. Lo bonito es que cuando se ve el accidente, ¡no existe tal cruce!

Pues se cae el ataúd que lleva al marine muerto, se escapan tres arañas y ya está el lío montado. Ya hay millones de arañas en todas partes, en la cafetería, en el bosque, en la acampada sexual de los adolescentes de turno, en el cubo de la basura, en la tienda de la esquina, en tu puto retrete… incluso hay jodidas arañas dentro de un puto arcón congelador esperando a que la anormal de turno lo abra sin motivo aparente. Que no solo han procreado en tiempo récord, sino que además también hay ya arañas del tamaño de un perro grande, y parecía que en los Simpson exageraban con lo de las especies extranjeras que arruinan ecosistemas…

Luego saltamos a un grupillo de estudiantes, interpretados por actores de 30 años como bien mandan los cánones de las películas de mierda. Por el medio del bosque van encontrando fósiles sin más, y precisamente al lado del río (donde no iría una araña de esas ni de coña), encuentran a una… y va y dice el profesor “Mirad cuántos apéndices tiene, sólo tiene 6”, ipso facto se ve a una araña con 8 patas… ok. A pesar de recalcar que es peligrosa, se acerca a ella y pasa lo que tiene que pasar. Los chavales escapan ya perseguidos por docenas de arañas y se refugian en una casa abandonada. Lo primero que deciden es averiguar a qué se enfrentan, y uno de ellos dice que consiguió sacarle una foto a una de ellas mientras escapaban, ojito a la foto que le ha sacado:

No... si ahora resulta que las arañas que te persiguen se detienen a posar si intentas fotografiarlas.

No… si ahora resulta que las arañas que te persiguen se detienen a posar si intentas fotografiarlas.

Pero para seguir tirando de tópicos, desafortunadamente no tienen cobertura, que no veas si está mal la cobertura en USA… y nos quejábamos los gallegos. Pero no pasa nada, porque el móvil de uno de ellos tiene una enciclopedia, seguramente una Espasa. En un acto de lucidez deciden buscar “armas” en la casa… ¿¡Qué cojones vais a encontrar en una casa ABANDONADA!? Vale, me callo, sorprendentemente encuentran un par de cuchillos. Tras ver durante varios cortes y durante demasiados minutos a estos abortos de actores intentando desarrollar unos personajes más planos que una tabla de planchar, se deciden a salir corriendo a un coche que hay en el jardín en un intento por escapar… pero la cosa no pinta bien, porque estuvieron hablando de sus planes de futuro, que si bodas, que si lunas de miel… **ERROR** No hables de esas cosas en una película de mierda, que te condenas automáticamente a morir, pedazo de capullo.

Entretando, el sheriff lleva a los militares a tomar algo al restaurante de carretera de turno, que más que un restaurante, es la casa de los clichés:

  • La camarera paleta de pueblo
  • Los ejecutivos agresivos que quieren tirar el restaurante para plantar una autopista encima (como si no hubiera sitio y sitio en el desierto)
  • Los propietarios del restaurante que no quieren vender
  • La pareja que se casó en Las Vegas y se odian a muerte, y su hija
  • Los freaks de turno, uno de ellos pacifista
  • El negro, que muere el primero
¡Pero qué arte haciendo letras con cinta aislante, dior mío!

¡Pero qué arte haciendo letras con cinta aislante, dior mío!

 Como de golpe y porrazo el restaurante está infestado de arañas de todos los tamaños y colores, elaboran un perfeccionado plan que consiste en escapar en el camión militar e ir a una fábrica de yeso abandonada a unos cuantos kilómetros, con el fin de… ¿Morir? ¡¡¡Id a tomar por culo con el camión!!! ¡A donde las arañas no lleguen en la puta vida! A todo esto, cuando ya llevan kilómetros, es cuando el señor coronel acuerda de usar su radio militar para pedir refuerzos, ¡A buenas horas pedazo de inútil! ¿Pero quién escribe estos guiones? ¿El sobrino de 7 años de alguien del staff? ¿Releen el guión después de escribirlo? ¿O simplemente no lo escriben?

Después de hacer el monguer durante media hora en la fábrica de yeso y con los personajes buscando formas estúpidas de morir, deciden que es mejor escapar en una pickup que no saben si arrancará siquiera. Cuando están escapando los milicos llaman a un bombardeo sobre la fábrica, y con eso ya está todo hecho, las arañas ya no son problema. Pero… ppppero… dios, estoy mayor para estas cosas… claro, hay arañas hasta en el retrete y con una sola explosión de 3 pares se mueren todas las arañas…

Ah, ¿y recuerdan a los retrasados que intentaban escapar de la casa abandonada? Pues no se sabe más de ellos, discúlpenme mientras voy a inflarme a barbitúricos, esto ya me supera. ¡A tomar por culo ya joder!

IMDBFilmaffinity