Pocas veces hemos asistido a un acontecimiento de este calibre. Ayer, tras una sesión maratoniana mía traduciendo subtítulos, 10 valientes se enfrentaron a un nuevo infierno turco. Y el espectáculo no fue para menos, la película rompio los esquemas de todos. Estamos hablando de la peor película que hemos visto en mucho tiempo.Si bien la primera parte suplía la falta de recursos económicos con cutrería a mansalva y mamporros a gogo, en esta segunda instancia se han gastado una pasta en efectos especiales y no hay ni una sola pelea. Donde la primera pretendía ser seria pero era cutre a muerte y te reías, aquí intentan hacer una comedia de ciencia ficción, que recuerda a Kraa, el Monstruo Marino, solo que a la almeja parlanchina la han cambiado por un maletín que resulta ser un ordenador con inteligencia artificial.

La historia es la siguiente, Curtney Artkin (el prota de la primera), es el legendario “hombre que salvó al mundo”, si hace 25 años estaba canoso, ahora ni te cuento. Hace 25 años se parecía mas bien a Francisco (el que canta), pero hoy recuerda a Lauren Postigo. Bueno, al parecer, el hijo de este individuo es el capitán de la primera nave Turca en el espacio, y llevan 8 años buscando a un astronauta que se perdió en el vacío con tan sólo su traje de astronauta… mientras tanto, su hermano gemelo, que fue raptado por el malo cuando era un bebé, se dedica a hacer cosas malas, tales como escándalos inmobiliarios y obtener matrimonios de conveniencia para apoderarse de más tierras. La fauna es de lo más variopinto:

  • El prota: Ni es alto, ni fuerte, ni guapo. básicamente no hace nada en toda la película salvo enseñar la jeta.

 

  • La nave: Me basta con decir que tiene volante, pedales, y se arranca con una llave de contacto.

 

  • La cochina: Está en la nave porque está el capitán, se pasa toda la película encima del capitán. Al final se decanta por su hermano gemelo.

 

  • El mecánico: Como todo el resto de la tripulación, lleva tres meses sin cobrar, y su mujer le llama constantemente al —MOVIL— (Sí, hay cobertura en el espacio), para decirle que tiene las facturas sin pagar.

 

  • El negro: Pues no, no es el primero en morir. Está completamente de figurante, si alguien consigue encajarlo en la trama, que me lo haga saber.

 

  • El niño: Lleva 8 años metido en la nave espacial, lo embarcaron cuando era un bebé y jamás ha pisado tierra firme.

 

  • La abuela: Aunque no tengamos referencias de ello, debe de ser la típica abuela turca. Friega el suelo de la nave y siempre que puede tiende la ropa donde sea.

 

  • El abuelo: Al parece le afecta la —ALTURA— (Sí, se hacen numerosas referencias a la altura durante toda la película… ¿Hay altura en el espacio?), y como efecto de tanta altura, lleva dormido 8 años. Cuando se baja de la nave, lo único que piensa es en ir de putas.

 

  • El androide: Rematadamente estúpido. Es un anormal calvo con un trozo de papel alumínico de ese pegado a la calva. Es un ecologista fanático que insiste en no dejar residuos en el espacio.

 

  • La segunda al mando: Menuda segunda al mando, siempre que pulsa un botón en la nave, la caga. Por lo demás, tampoco hace nada.

 

  • El tipo que no pinta nada: Hay un chaval que está entre la tripulación de la nave, que no hace absolutamente nada… es más, creo que ni siquiera suelta palabra en toda la película. Debe ser cosa del sindicato de actores o algo así, si no habla no puede cobrar.

 

  • La inteligencia artificial: Un maletín con pantalla en el que se ve a un tipo pintado de verde que no dice más que subnormalidades profundas. Y siempre que le hacen una consulta no sabe contestar.

 

  • El perro: Otro que no pinta nada.

 

  • El bailarín del palacio: La cosa más grimosa que he visto en mucho tiempo, un fulano delgado como un fideo, con un top que deja que se le vea el ombligo y que baila como la mejor de las bailarinas árabes… MUY DESAGRADABLE.

 

  • Gokmen: El tipo que andan buscando. Aterrizó en el planeta de la primera película y no ha perdido el tiempo, ya tiene familia.

 

  • El malo: Supuestamente es el mismo de la primera. Es un tipo con una peluca blanca, pintado con sombra de ojos y una chapa en la frente. Parece un cantante de viking metal de 2ª.

 

  • El gemelo: Perpetrado por el mismo actor que el prota obviamente. Es un putero del 15, siempre va con sus 3 puta-bots a todos lados. Trafica con hierba, constructoras y todo lo imaginable.

 

  • La princesa: La “rebelde” de la película, tiene matrimonio concertado desde pequeña con el gemelo, pero no se va a dejar emparejar tan facilmente. Se escapa y se queda colgada del prota (ya, es igual que su gemelo, mujeres…).

Existen muchos otros personajes patéticos por ahí rondando, pero son tantísimos y tienen unos papeles tan pequeños que si me pongo no terminaría ni mañana. El que menos, hace el más absoluto ridículo.

Durante toda la película se hace exaltación de los ideales turcos y de la nación turca. Al principio ya se puede ver como hacen un repaso de todas las glorias históricas turcas, y como es de esperar, acaban en 2 minutos. Sorprende como en todo el universo, las costumbres, cocina y demás son turcas. Además los turcos aprovechan para sacar la bandera siempre que puedan, al más puro estilo americano.

Tal vez os parezca algo escueto el comentario de la película, pero Jesucristo tenía muchas cosas que decir de ella… Yo me limito a poneros el IMDB y el tan ansiado enlace eDonkey2000/eMule. Recordad que es un fansub, que podeis distribuir libremente sin ánimo de lucro y que debereis borrar en caso de que algún desalmado decida distribuir esta atrocidad en España. Si os sabe a poco el artículo, adelante, experimentad el horror en vuestras venas.