Pocas veces asistimos a eventos como este. Cada cierto tiempo, llega una película y te rompe los esquemas, te demuestra que puede haber un “más cutre todavía”, que todavía algo puede sorprendernos, que hay mierda más infecta todavía debajo de la mierda que removemos todas las semanas. Esta cinta, es una de esas.
Si digo que el protagonista de la película es Richard Harrison, algunos ya os emocionareis… pero no, esta película no va de ninjas, y además, Richard se ve eclipsado completamente por otro personaje de este filme, concretamente por “Britta”, la mala malosa. Britta es una rubia cincuentona con 800 operaciones de cirugía estética en la cara, y al cabo de 10 minutos de película, ya da bastante asquillo verla… la cuestión es que chupa más cámara que nadie en la película. Hacia el final de la película cada vez que aparecía en escena, ya se oian unos inevitables gruñidos de asco en la sala.

La película se desarrolla en Las Vegas, como se deduce del título… aunque eso tiene truco, Las Vegas, por si alguien no recordaba el detalle, se encuentran en el estado de Nevada, que es un jodido desierto llano e inmenso. Como imaginareis, la película tiene presupuesto CERO PATATERO y se desarrolla casi íntegramente en el puto desierto. Otras localizaciones destacables, son una habitación de hotel y un container con muebles de oficina que hace las veces que cuartel general de la CIA. La banda sonora es un atroz atentado contra el pabellón auditivo de la gente, si la canción ochentera de la introducción parece ya chusca y pesada… pues es la mejor del conjunto.

¿Argumento? Jajajajaja… A ver, intentemos sumarizarlo… Un tipo se esposa a un maletín y sale a la calle, viene un motorista y le corta la mano (estaba visto), este motorista pertenece a “La organización” y el maletín contiene unos planos. El motorista traiciona a “La Organización” y se queda con los planos. Tras unas cuantas persecuciones ridículas por el desierto (ya me contarán a mi como se puede sorprender a nadie en un desieto llano donde se puede ver a alguien a kilómetros de distancia), el traidor decide negociar con unos terroristas, un “ejército de liberación”, dirigido por un especialista en guerra de guerrillas de las prestigiosas academias europeas (?¿¿?¿), el problema es que Britta llega y se apodera del cotarro. Mientras tanto, Richard Harrison investiga el tema de los planos y los terroristas, y de paso, se enrolla con Britta. Britta intenta asesinarlo disfrazada de ninja (risas aseguradas). También los terroristas secuestran a una tipa porque sí… dejan escapar a unos prisioneros porque sí… y al final de la película los soldados de la CIA invaden el campamento y fin. (fin de auténtico espanto, por cierto, ni pelis de terror ni pollas).

Ahora voy enumerar una serie de detalles y sensaciones que se darán a la hora de ver este bodrio gargantuesco… porque todos los fallos de dirección, guión, interpretación… que se pueden dar en una película, aparecen en esta:

  • Esta banda sonora es lo puto peor.
  • ¿No se acabará esta puta canción de mierda?
  • Al esposarse a la maleta, esta pidiendo a gritos que le corten la mano.
  • Ojito al corte de la mano y la soberbia interpretación del bigotes.
  • Atención al jefazo de la CIA, que esta como estreñido del esfuerzo que tiene que hacer para no mirar a la cámara.
  • Mucha atención después del intercambio de maletín, cuando el paleto intentar arrancar el coche, en las sucesivas escenas, la puerta de coche se abre y cierra mágicamente.
  • Por ser, las armas ni siquera son de fogueo, los actores las agitan y le añaden los efectos de sonidos pertinentes.
  • ¿Cómo es posible sorprender a nadie por la espalda en ese puto desierto?
  • Tiene cojones que Richard Harrison le llame hermosura a ese puto adefesio de rubia, que parece la duquesa de Alba.
  • ¿Se supone el ejército de liberación son esa pandilla de paletos de pueblo e inmigrantes mexicanos en camisa de cuadros?
  • Y además son 4 tipos nada más, y Britta ya mata a uno cuando le protestan.
  • Ojo al efecto de sonido de las armas cuando sueltan a los prisioneros y salen a “cazarlos”.
  • La oficina de la CIA… ¿qué es? ¿un garage? ¿el interior de un container?
  • ¿De qué son los putos planos?
  • Antes de que aparezca Britta-ninja por primera vez… ojo a Harrison hojeando la Penthouse de alante para atrás sin sentido.
  • Justo después del detalle mencionado, Richard se levanta de cama y aparece ya duchado y peinado por arte de magia.
  • La escena de Britta-ninja en sí es delirante, y el sonido copiar/pegar extraído de una peli de ninjas al azar lo es más.
  • El coche en el que llega Richard a Las Vegas es reutilizado como 6 o 7 veces durante la película, lo mismo ocurre con el jeep de los terroristas.
  • El momentazo del secuestro de la chica, la pinta del fulano con la camiseta a rayas, la malla en la cabeza y los patines es dantesca.
  • ¿Para qué mierda secuestran a esa?
  • La escena cumbre del campo de minas, hay que verla para creerla.
  • La segunda vez que aparece Britta-ninja, el notas que hace guardia es un niño con un rifle de juguete.

Ya me he cansado de mencionar cosas, si quereis, como una imagen vale más que mil palabras, os remito a la crítica de esta porquería en CineCutre (Sois unos malditos cabrones por descubrirnos esta cosa :P ). Y como esta película no debería tener derechos, ni copyright, ni nada… los malditos abortos de calamar que la han engendrado deberían mostrarme agradecimiento y pleitesía por compartir el E-Link de esta atrocidad. Experiencia 100% Ascor, eso sí, no cometais la temeridad de verla solos, os picarán partes de vuestro cuerpo donde no podreis rascaros.

IMDB de la Película