Si bien la semana pasada comentaba que habíamos visto una de las peores del presente año, esta presente semana nos hemos superado, y quien mejor que El Santo… digooo su impersonator: El Hijo del Santo para hacerlo. Y no me gustaría continuar sin antes agradecer a Yulifero el habernos conseguido esta infernalidad para nuestro deleite (o condenación), seguro que Pr3d4t0r esta deseando poner un comentario para acordarse de sus ascendientes.

Infraterrestres… el que ideo semejante gilipollez debio pensar “Lo de los extraterrestres esta muy visto, hagamos lo contrario”, y así salieron los malos de la peli, unos tipos mazas maquillados como si fuesen… algo, y que son capaces de disfrazarse completamente y subir a la superficie para secuestrar humanos sin un motivo aparente. Pero cuando secuestran a los padres de un niño que en vez de interpretar un estrado de shock, parece que es autista o mas bien subnormal profundo, la policía (que debe ser una incopetente) tiene que recurrir a El Santo.

El Santo, fuera de la “sencillez” de películas más antiguas, ahora posee un laboratorio con equipación a la última, con el típico ordenador pesado que habla. Además, parece que esta montado en el dólar y se maneja un BMW descapotable… pero ojo al dato, el BMW vuela y dispara rayos por los faros. El problema de hacer una peli con toques de ciencia ficción es que hace falta dinero para los efectos especiales, pero cuando tienes 20€ para dicho apartado, o no metes efectos especiales o… bueno, no los metas de ninguna forma si no quieres que se rian de ti. Pero en esta cinta los meten igual, así que toca reirse. Las escenas del coche volando… hay que verlas para creerlas, la ciudad ni siquera es un 3D cutre, son cajas de carton con ventanas cortadas y bombillas dentro, y el coche volador es una pegatina sobre la imagen. Tanto el fogueo de las armas como los rayos que disparan las armas de los infraterrestres son efectos especiales todavía más cutres que lo anterior… todo un deleite para los “clubes Ascor”, sin duda alguna.

El pin de “mongol del mes” se lo lleva el Santo, que se viste con su traje y su capa de gala para meterse en las alcantarillas… de las alcantarillas van a dar a los subterráneos de los malvados infraterrestres que se transportan mediante un sistema de monoraíles, y es una copia tan descarada de cierto vieojuego que uno no puede evitar recordar aquello de “Bienvenido a Black Mesa, la temperatura ambiente se mantiene en unos agradables 18 grados…”. Y el delirio mayor, viene cuando “aterrizan” los monoraíles, que los depositan sobre el suelo y se aprecia claramente (bueno, mas bien se ven perfectamente las cadenas) que los mueven con una grúa.

Y como no, al final las expectativas que uno ha cultivado durante toda la película se hacen realidad, el capitán de la policía es uno de los infraterrestres… había comentado lo incopetente que era la polícia en esta película, pero es que llegado al extremo en que un alienígena disfrazado puede colarse como comisario… vaya tela. Y es que es normal, un tipo tan jodidamente feo solo podía ser un alien.

Aquí teneis el IMDB de la película. Y si por algún casual terminais por verla, no juzgueis a toda la saga de El Santo en base a esta, las viejas, a pesar de ser cutres… son mejores. Es que por mala, son malas hasta las peleas (y eso que son todos wrestlers profesionales).