yofrankenstein“Vamos a hacer una película de acción sobrenatural en la época actual al estilo de ‘Blade‘ o ‘Underworld‘, solo que en esta el protagonista va a ser Frankenstein y vamos a poner a pelear a demonios contra gárgolas” … Según parece es así de fácil engañar a un productor de Hollywood para que te preste 60 millones de dólares para hacer una puta mierda de película cuyo argumento es más insulso que el de un capítulo de Buffy Cazavampiros. Pero que sí, que es lo que pensáis, una bazofia que de Frankenstein solamente tiene el nombre (y unas cicatrices aleatorias)… imagino porque a estas alturas ya no habrá que pagar derechos por usarlo. Eso sí, Mary Shelley tiene que estar retorciéndose en su tumba.

Pues sí, que se caga en cualquier obra literaria o del cine (y mira que hay bizarradas sobre Frankenstein en formato celuloide ya). En los 2 minutos iniciales de película (créditos incluídos) nos hacen un resumen de lo que nosotros conocemos como la historia de Frankenstein. Y en los 6 minutos posteriores nos cascan que los demonios lo persiguen, que hay gárgolas que llevan milenios peleando en nombre de los ángeles contra los demonios, cómo a Frankenstein lo capturan los ángeles y lo bautizan como Adán, como Adán escapa durante 2 siglos, nos presentan a Gideon (el típico cansino que no confía en el prota), entrena con las armas de las gárgolas y se decide a cazar demonios… A todo esto, ya estamos en la época actual, por supuesto, que si no los 60 milloncejos de presupuesto nos los dejamos en atrezzos victorianos en un chas. Y como suele pasar en las partidas de Mundo de Tinieblas cuando las llevas a la época actual, son una puta mierda, donde vampiros, demonios y todo tipo de bichejos forman corporaciones llenas de tipos vestidos de traje y gafas de sol… Y donde, por supuesto, el malo es un pez gordo ricachón y un míster importante.

¡Qué guapo nos ha salido este Frankenstein! ¿no?

¡Qué guapo nos ha salido este Frankenstein! ¿no?

Los demonios son unos masillas que mueren de una piña y corren desarmados a las batallas… lógico que las gárgolas, aunque sean 20 contadas, les den una paliza por poder volar y lo que es más importante: LLEVAN ARMAS. Con lo que los demonios han palmado ya por millones, y al morir sus almas descienden al infierno de nuevo a la espera de poder volver a poseer a un humano. Y es por esta razón que a los demonios les interesa Frankenstein y el diario de su creador, porque así, por ciencia infusa, saben que los humanos que reviven mediantes los métodos ideados por el Dr. Victor Frankenstein no tienen alma. Pero en esta película todo es así, por arte de magia todo el mundo sabe como se llaman los demás, aunque no se lo hayan dicho en la puta vida… ¿¡Cómo no van a saber algo tan trivial como que Frankenstein no tiene alma!? De hecho tienen a Miranda… errr Yvonne Strahovski trabajando en dicho proyecto, sin éxito.

A los 20 minutillos de película, cuando Adán vuelve a la guarida de las gárgolas y entonces lo demonios deciden atacar para secuestrarlo, a Frankie no se lo llevan pero si a la reina de las gárgolas para utilizarla como moneda de cambio. ¡¿Serán mongólicos?!, siglos y siglos de pelea y bastaba con un ataque directo a su centro de operaciones. Pero Frankie es un egoísta de mierda y siempre va por libre, movido por motivaciones aleatorias que le permitan a la película ir dando tumbos hasta la siguiente escena, y aprovecha la coyuntura para escapar e ir personalmente al meeting point donde quedaron para hacer el cambio. El gilipollas de Gideon, por alguna extraña razón, puede utilizar sus cuchillos para abrir la cámara secreta donde se guardan las cosas que no pueden tocar los demonios, y se toma la libertad de llevar el diario del Dr. Frankenstein para cambiarlo por su reina.

Frankenstein sigue al sicario que lleva el diario, y se cuela como perico por su casa en la mansión del malo, y se da un paseito por ella también como perico por su casa… incluso se cuela en el inmenso subterráneo donde los demonios tienen a “más de 10.000 cadáveres” esperando a ser revividos para albegar un arma de demonio. Y si fue capaz de colarse allá abajo, por supuesto que ha podido llegar al laboratorio donde la doctora ya está trabajando con el diario. Se lo quita, y cuando la cosa se pone fea, salta por una ventana y cae directamente en un metro. Y como Adán no tiene nada mejor que hacer, pues se lee el diario enterito antes de volver a la mansión del malo a esperar a que salga la doctora… porque hay que pillar algo de la novela de Frankenstein para quedar bien, y es que Adán también quiere una compañera. Se van a un piso súper roñoso, que debe de estar abandonado, pero en el que hay cosas en el botiquín para hacerle un apaño a Frankie. Por muy inmortal que fuese, yo no dejaba que me tocasen con una aguja de ese piso ni jarto, inmortal y con hepatitis… lo que nos faltaba.

¡CROMAAAAS! ¡Más Crooooomaaaaaas!

¡CROMAAAAS! ¡Más Crooooomaaaaaas!

Entonces, toman la sabia decisión de separarse… Frank se mete el diario en la chaqueta y va donde las gárgolas porque sí, y la Dra. queda con su compañero científico porque tiene que ser secuestrada por los malos nuevamente (porque no tiene objeto ninguno quedar con el tipo que no pinta NADA en el asunto). Frank le cuenta el plan de los demonios a las gárgolas y éstas le siguen la corriente y deciden liquidarlo para no dejar cabos sueltos. Frank vuelve al piso de la roña, vuelve a coger el diario y se lo vuelve a meter en la chaqueta (no sabía yo que había copias), y se pelea con Gideon, que es un paquete y fracasa. Como la doctora no ha aparecido, va al sitio donde había quedado con su compi y se encuentra el cuchillo que él mismo le había prestado a ella.

A continuación viene el pedo mental supremo de la película. Adán va hasta la catedral de las gárgolas y se deja ver, circunstancia que aprovechan TODAS para seguirle sin descuartizarlo. Circunstancia que Adán también aprovecha para echarse un trote hasta la mansión del malo, que visto lo visto debe de estar a dos manzanas de la base de operaciones de las gárgolas. Y claro, ¡Oh dios mío! ¡Nos ha traído hasta la base del malo! ¡EN MILENIOS DE BATALLA ETERNA NO LA HABÍAMOS ENCONTRADO Y ESTÁ A 3 MINUTOS DE CASA! ¡ANDA Y QUE OS JODAN JODER! ¡A VOSOTRAS GÁRGOLAS, AL GUIONISTA, Y AL HIJO DE PUTA DEL PRODUCTOR QUE HA PAGADO POR ESTE ATENTADO CONTRA EL INTELECTO HUMANO! Y para más inri, en la batalla final con el megademonio, consigue endosarle un alma de demonio, ¿y qué pasa? ¡PUES ABSOLUTAMENTE NADA!, Frankie le mete el golpe de gracia al demonio, la mansión enterita se cae por el mismo agujero que crea el alma del megademonio al descender al infierno y fin. Ah, y por megademonio entendamos a un tipo maquillado, nada de supermonstruos creados por CGI… Que a estas alturas de película ya van demasiados cromas supercantosos y supercutres como para meterle todavía más.

Y no se lo pierdan, que queda final abierto, “Yo, Frankenstein, descendedor de las hordas demoníacas, dispuesto a proteger a la humanidad”. NO FUCKING WAY! ¡Después del fiasco en caja no vas a volver cabrón! ¡NO VAS A VOLVER PARA MAYOR FORTUNIO DE LA HUMANIDAD!

IMDBFilmaffinityMetacritic