Sí, definitivamente nuestra cordura se resiente, hemos vuelto a ver Skeleton Man por ¿4? ¿5 vez?… no lo sé, he perdido la cuenta. Pero hace un par de semanas se dieron las circunstancias necesarias para hacer viable la proyección de este avatar Ascor de nuevo. En la sala había 3 personas que no la habían visto, y sinceramente, si no has visto esta cinta, jamás podrás decir que lo has visto todo en cine de serie Z.

Y es que no es para menos. Imaginad como es el asunto, que en Alemania esta cinta esta clasificada como comedia y la coletilla promocial del DVD dice: “El espíritu de Ed Wood reside aquí”. La dirección y el guión son tan malas, tan nefastas, que yo personalmente no podría hacerlo peor ni aunque pusiese todo mi empeño en ello. Es más -y con el debido respeto-, me cuestiono seriamente si tanto el director como el guionista son personas… ¿como decirlo finamente?… a la mierda… retrasados mentales. No me extrañaría en absoluto, que los aguilillas de Nu Image contraten a personas “especiales” para recibir subvenciones extras para sus malévolos fines.

Y el montaje… ¡qué montaje! La película es completamente aleatoria… y cuando se agotan las ideas pues ponen de relleno por enésima vez la misma vista aérea del bosque, o el primer plano de un águila… que se repite durante la película hasta la saciedad. Afortunadamente, cuando se mueren los personajes se quedan muertos y no vuelven a aparecer vivos durante el resto de la película, y aun así, lo hacen mal, porque se teleportan los moribundos. Eso sí, esta vez puedo ofreceros unos vídeos de las escenas más estelares de la película, ¡empezando por la de las judías!