Si, la mierda esta tiene segunda parte, vaya sino… Y vuestros peores temores son ciertos, por su aspecto, ha sido rodada con la recaudación de la primera, es decir NI UN PUTO DURO. Vamos, que la “supera” en todos los aspectos.

Lo único que tiene de similar con la primera es el disfraz de espantapájaros del bicho, el resto no tiene absolutamente nada que ver. Después de una “intro” potente, donde el susodicho fantoche atraviesa a un tipo con una horca arrancándole la caja torácica entera, ya nos estábamos frotando las manos ante lo que creíamos que se avecinaba… gran error…

La primera instancia tenía esas maravillosas transiciones en las que una cámara paseaba por el pueblo de perfil, nos enseñaba el amanecer y el anochecer repetitivamente, era algo cansino, pero nos daba un respiro para comentar la anterior “jugada”. En esta, no hay dichas transiciones, por lo que la acción es EXCESIVAMENTE LENTA. Además se echan en falta las “frases lapidarias” del muñeco de trapo. Pero bueno, que es peor en todos los sentidos, para qué mentir.

En este caso tenemos al típico “par de parejas” que tienen que robar un espantapájaros para entrar en sabe dios que hermandad universitaria, pero ojo, porque el equipamiento de última tecnología que llevan es lo más, menos mal que es solo una gamberrada. Al mismo tiempo, nos alternan unas escenas de un pirao que esta bebiendo whisky constantemente por una taza de desayuno mientras lo entrevista una tipa… resulta que es el granjero, y cuando ve que le van a robar el espantapájaros le mete 2 tiros al chaval, y pasa lo de siempre… su alma pasa al espantapájaros.

Y bueno, con un cerebro de paja lo único que se puede pensar es en matar, ¿no?, pero bueno, que quede bonito, con unas volteretas antes de cada muerte.

Pero bueno, no pasa nada, porque todo estudiante tiene en su baulcito de pie de cama chalecos antibalas, uzis, subfusiles… ¿no?, bueno, al menos eso es lo q tienen en ellos en la peli. Pero lo realmente agravante es la pieza de armamento que vemos en este vídeo:


(Por favor, miren el vídeo antes de continuar)

Sí, UN PUTO BAZOKA, y aun así el espantapájaros debe ser muy feo para que se asusten teniendo UN PUTO BAZOKA.

Y bueno, después de una serie de muertes patéticas, donde los efectos especiales cutres y los calderos de sangre artificial triunfan, llegamos a la pletórica escena final… un duelo de espantapájaros, porque todo espantapájaros es un maestro en artes marciales, ¿quién lo duda?… pero bueno, menos mal que el PUTO BAZOKA andaba por allí tirado por el suelo en la escena final para acabar con este pedazo de mierda de película.

Como veredicto final, recomiendo que ignoren esta cinta, y si realmente quieren ver al espanpájaros asesino en acción, se decanten por la primera parte.