No, no me he olvidado de mirar qué van a echar en Cuatro este fin semana, simplemente se trata de que no hay sesión Ascor. El Sábado fútbol y el Domingo un telefilme de 3 horas… imagino que la cosa seguirá de forma similar mientras dure la Eurocopa… que total, nos quedaremos en cuartos.

Dejando de lado dramas futboleros, el pasado Martes por fin volvimos a disfrutar de una sesión Ascor después de un par de semanas de sequía. Y se trataba ni mas ni menos que una cinta de ¡Jim Wynorski!.

Ya, ya lo sé “¿Quién cojones es Jim Wynorski?”. A simple vista por sus trabajos en IMDB puede parece un director de porno light… pero no, este personaje es el desgraciado que perpetró The Curse of the Komodo, Komodo Vs Cobra o la ultrainfame Ghoulies IV. Con este currículum a sus espaldas, tenemos una cinta 100% ascor asegurada. Y en cierto modo no ha decepcionado, aunque en otros aspectos sí.

Por poner un símil, podría decir que esta mierda se parece a Skeleton Man, pero como la vida no es maravillosa, la diferencia es que en Bone Eater solamente hay la quinta parte de acción y de monstruo que en la de nuestro amigo Skeletor. Unos obreros que están realizando unas excavaciones para un futuro centro comercial destapan unos huesos que pertenecen al “come huesos”, un chamán indio muy malvado cuya esencia maléfica se manifiesta de vez en cuando en forma de abominación hecha a partir de huesos. Como podreis imaginar, a pesar de que los indios se oponían a las excavaciones en ese lugar, el típico ricachón que financia el proyecto NO está dispuesto a cambiar de parecer y pretende ocultar todo el cotarro.

Aunque durante más de media película pueda no parecerlo, el único y verdadero protagonista es el sheriff del pueblo, porque al resto del reparto el bicho los desintegra sin piedad. Cuando parece que alguno de los secundarios va a alcanzar un mínimo de protagonismo (porque todos ellos tienen su propia “intro”), viene skeletor2 y los desintegra de un zarpazo.

Y con el tema de los zarpazos quería yo entrar a comentar los efectos especiales… Hasta el momento, tenía yo la creencia de que los bichos cutres en 3D se habían creado para sustituir al “stop motion” de toda la vida, aquel método por el cual iban moviendo el muñequito poco a poco y sacándole “fotos” para al final hacer el efecto del bicho moviéndose. Pues bien, en esta cinta el bicho está hecho por ordenador, pero las animaciones son tan sumamente cutres, que el bicho parece que realice todos sus raquíticos movimientos a menos fotogramas por segundo que el resto de la película… ¡Sí!, ¡el stop motion hecho por ordenador en 3DStudio existe!

El bicho tiene la facultad de desintegrar a todo ser viviente que toca, araña, sopla, e incluso arrancándose huesos de su cuerpo y lanzándolos a las pobres víctimas. También existe una ocasión desternillante en la que se saca un caballo de hueso de debajo de la manga… Ah sí, y lo que es mejor, como su nombre indica se alimenta de huesos para hacerse más grande, pero ojo… que dichos huesos no pasan a formar parte de su estructura, que simplemente los aspira y crece de tamaño como si estuviesemos estirando una ventana de windows…

Ciertamente, lo más destacable de la cinta son las apariciones del bicho, que como he mencionado es supercutre, y todos los efectos especiales en general (sobre todos las escenas de acción en vehículos). Por el resto, es un muermazo en el que el sheriff intenta reconciliarse con su hija (que está como un queso, todo hay que decirlo), y que no se termina de creer el cuento del comehuesos. Al final, el sheriff se disfraza de indio (porque a media película se inventan que es de abuelos indios) y le lanza un hacha al comehuesos y se termina la película.

IMDB de la Película

Antes de dejaros con el trailer, me gustaría mostraros el nivel de cutrería al que llega esta puta mierda…