Con esto de que la selección española hasta parece que es competente y todo, Cuatro nos lleva peinando a los coprófilos de ascor movies 1 mes. No obstante, menos mal que seguimos celebrando nuestras sesiones semanales con las peores aberraciones del celuloide. Esta semana, ¡garrapatas como puños!
Esta vez ha tocado una peli típica de principios de los 90, de esas que cuando las empiezas a ver dices “¿esto que es? ¿del 85?”. Pero en esta había dinero, y pudimos ver un par de caras conocidas que nos sorprendieron bastante con su presencia en este bodrio… concretamente con la presencia de Alfonso Ribeiro, que no es gallego, pero al que todos recordaremos por su papel de “Carlton” en El Príncipe de Bel-Air; y por otro lado a Seth Green, al que algunos recordarán de “El Diablo Metio la Mano”, aunque realmente pone su voz a Chris Griffin de “Padre de Familia” y es el autor de la hilarante serie Robot Chicken. También sale alguna cara conocida por ahí, pero no son dignos de mención.

La cosa va de unos cultivadores de marihuana que utilizan fertilizantes dopados para que crezca más rápido y mejor, pero al final este mismo fertilizante sirve de abono para una colonia de garrapatas… el resultado son garrapatas tan grandes como una mano y que explotan al contacto con el fuego. Desafortunadamente, se dirigen los participantes de un campamento de verano hacia el bosque infectado, y yo creo que se han esperado por encontrar a lo peor de lo peor para el campamento… tenemos a Carlton haciendo de negrata superduro de los barrios chungos (os podeis imaginar lo cómico que resulta), al cachitas hormonado con su novia superpija, a una chinita que no habla… una lástima que no se explote más lo variopinto de los personajes, porque daban mucho juego. Y bueno, como es una peli post-ochentera pues NO MUERE NADIE Y ACABAN TODOS FELICES COMIENDO PERDICES, eso sí, el negro muere (no vaya a ser que se pierda EL tópico).

A diferencia de las pelis de los 80, donde había que esperar como 1 hora para que empezase a aparecer el bicho, aquí nos tienes con las garrapatas haciendo de las suyas desde los primeros minutos, y es que es para reir y no parar, las cosas estas eran más graciosas cuando no se hacían por ordenador, ahí con las garrapatillas motorizadas a cuerda corretenado de un lado para otro. De todas formas, la escena apoteósica de la película viene al final, cuando Carlton se parte en 2 (literalmente) y sale una garrapata como un mastín de dentro de él… No, no me estoy intentando quedar con nadie. En definitiva, no os la voy a recomendar ni prohibir, es una experiencia Ascor más que correcta.

IMDB de la Película