Casualidades de la vida, paralelamente al hecho de que KeScI mediante métodos poco ortodoxos recuperaba el mini-artículo que había dedicado yo en la versión 1.0 de Ascor Movies a ese bodrio titulado El Caserón de los Sueños, yo me disponía a ver otro bodrio todavía mayor de la misma casa. Y es que los desalmados de Full Moon Entertainment, son capaces de hacer las peores películas de historia sin el más mínimo esfuerzo.

Es admirable su empeño por hacer “películas”… sin presupuesto, sin actores, sin guión, sin director… ¡hasta sin ganas! Y esta vez lo digo en serio, por aquí han pasado muchas películas, muy malas en muchos aspectos… pero al menos algunas entretienen, otras intentan algo, y algunas son tan malas que te ries de ellas sin mas. Esta es absolutamente abismal es todos los aspectos, no hay nada, absolutamente nada de provecho en los escasos 70 minutos de metraje que brinda. Los escenarios son de cartón piedra en una porción considerable, los actores tienen la misma expresividad que un catálogo de muebles, los efectos especiales son nulos, los fantasmas son 2 disfraces cutres, el guión lo escribieron en una cuartilla, y lo más importante de todo… esta película aburre hasta a las piedras.

En este aborto de obra de teatro, un chaval finge su propia muerte con la excusa de reunir a sus antiguos amigos. ¿Para qué? Pues porque tenían un “club” de amigos de lo oculto, y porque su padre ofrece una recompensa de un millón de dólares al que encuentre el secreto que se esconde debajo de la prisión en que los ha citado. Además, unos mongolos los han seguido a pie hasta el culo del mundo porque el anfitrión de la mierda de quedada esta le cae mal. Ah bueno, y ni que decir de que son actores de 30 y largos años que “supuestamente” son universitarios. Empiezan a jugar con la ouija y la lían parda, despiertan a 2 zombies con mala leche que los van a aporrear con sus mazas hasta morir. En el momento en que las cosas empiezan a ir un poco raras, el hecho de que son un club de amigos de lo oculto se desvacene y se convierten en gilipollas integrales que no tienen ni puta idea de ocultismo.

Los zombies son 2 tipos vestidos con unos sacos de patatas y con máscaras de carnaval. La escena en la que se levantan de su descanso bajo tierra pasará a los anales (en su sentido escatológico) de la historia por haber repetido hasta 6 veces la misma escena de los susodichos levantándose. Además, para que estos energúmenos disfrazados den todavía más pena, son aderezados con un brillo rojo en los ojos por ordenador… obviamente, estos efectos especiales son de lo más trapero visto hasta la fecha.

En los primeros 50 minutos de película practicamente no sucede absolutamente nada (y dura 70), uno aun tiene esperanzas de ver alguna muerte creativa o algo, pero para qué molestarse… esto ya es una mierda absoluta, mejor hacerlo así de principio a fin… Cuando los zombies se acercan a sus víctimas, estas se quedan quietas por obra de una extraña magia, recitando gilipolleces en un aborto de latín. Al zombie solo le queda llegar y arrear un garrotazo, que aunque se lo de en la nuca, a la víctima le salta sangre en la cara (y lo hace de la misma forma que si te aprietan un bote de ketchup delante de la cara). Ah, bueno, y cuando la gente se queda quieta diciendo las mongoladas en latín, a los demás no les parece raro o les parece que es una broma, así que cogen y se van para que puedan morir a gusto.

Cuando ya han muerto todos y solamente queda el anfitrión de la fiesta, se levantan todos sus coleguitas convertidos en zombies, y disfrutaremos de unos 6 minutos de metraje a cámara lenta, viendo como escapa y se enfrenta a ellos. También pasará a los anales de la historia por la escena a cámara lenta más larga de la historia. Aunque a la vista de que a pesar de ello este largometraje casi no lleva a la duración mínima, lo debieron hacer con esa misma intención, alargar la película.

No le recomiendo a NADIE ver esta bazofia venida de las mismas fauces del orto de un mandril con hemorroides (con todo el debido respeto hacia los mandriles, que son seres mucho superiores a los que crearon esta cinta). IMDB de la Película. Y ojo, porque ya hay que ser hijodeputa de cojones para hacer segunda parte de este excremento pastoso e infecto… que por la nota que tiene en IMDB, hasta debe de ser mejor… aunque bueno, para qué negarlo, hacer una película peor que esta es ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE. Trailer: