Despues de ver una pelicula como esta, es cuando una persona toma las decisiones más grandes de su vida, como por ejemplo, cambiar de papel de baño, o dejar de tirarse pedos mientras come; fuera de esto, esa hora y pico que estas viendo semejante bodrio es el mayor desperdicio de tu vida…

Yo definiría a esta sucesion de frames aleatorios y con sonido midi como guerra psicológica, como conspiracion televisiva creada por psicópatas para deprimir a la gente.

Tras ver ese film he empezado a leer, y veo la vida de otra forma.

Con nostalgia recuerdo aquellos entrañables bichos de la pelicula Gremlins, que nada tienen que ver con una mierda de goma que chirria como un carro de compra cargado de mandarinas.

Patética la actuación del atracador con pinta de mamarracho ballerina y con las gafas de miembro del equipo A. Invocaciones sin sentido cada 5 minutos, uno ya acaba dudando si son spots publicitarios de Sectas, no se sabe ni a quien, ni para que invoca la patetica mierda esa. Los Ghoulies de neopreno son lo peor, unas máscaras que me rio yo de las anti-gas, no se sabe que cojones pintan en toda la pelicula salvo hacer el estupido de una forma que ni Supercoco con Alhzeimer.

En fin, os hablaría un poco de los “defectos especiales” pero eso será, otra noticia…

Espero no verla nunca más, cosas como esta te acaban con las neuronas.