A David Carradine la fama toda le viene de la televisión, de la serie de Kung Fu, porque lo que se dice del cine… ha hecho una cantidad de truñacos de cojones, a cada cual más malo. Lo que a lo mejor mucha gente no imaginaba, es que había protagonizado varias de “espada y cutrería”, de esas que tan de moda estuvieron en los 80…

Cierto es que durante toda la película se ve como este hombre sufre, con cara de estreñido, realizando actuaciones jodidamente penosas (a veces incluso peores que las de los secundarios)… y es que esta porquería es más mala que pegarle a un padre, incluso demasiado mala para los altos niveles de cutrería que Carradine nos había mostrado en otras ocasiones como Evil Toons o La Carrera de la Muerte del Año 2000. Especialmente jocoso es el hecho de que en la carátula de la cinta David aparece con una tableta de chocolate por pecho, que después durante la película en ningún momento se quita la túnica, no vaya a ser que desprestigie a la susodicha carátula. Pero todos sabemos por qué David Carradine hacía estas pelis…

Lo hacía por la tetas, y es que el común denominador de todas las película que he mencionado y ésta que nos ocupa, es que en todas hay gran cantidad de desnudos gratuitos, tetillas por todos lados… aunque bueno, esta cinta se lleva la palma, porque todas, absolutamente todas las mujeres que salen en ella, salen desnudas o en tanga, pero de una forma gratuita inusitada. Si es que por salir, ¡sale una tía con 4 tetas!, a los guionistas le supo a poco Desafío Total y quisieron ir más allá. La actitud hacia las mujeres del hijodeputa que escribió y rodó esta basura es hasta vejatoria, no solo hay pocas mujeres y son todas objetos, es que cuando los protas se aburren, como no tienen tele, meten a una mujer en un tanque de agua (en pelotas, por supuesto) y se dedican a mirar como se ahoga.

El argumento es una gilipollez de tres pares… Resulta que hay un pozo de agua, que esta en medio de una plaza, a un lado el clan X, al otro lado el clan Y a una tercera banda los aldeanos. Así descrito parece un escenario de Capture the Flag, pero no, estas tres facciones viven en un constante tira y afloja por la preciada agua del pozo. Y David llegará allí para… dar por culo, porque se carga a ambos clanes y a los mercaderes de esclavos ya de paso también. Eso sí, lo hará haciendo el gilipollas durante toda la película, metiendo cizaña entre los dos clanes, robandoles, chantajeándoles y haciéndoles perrerías. Al final pasa de todo y se va con unos buenos sacos de monedas, que es lo importante.

Os dejo con una de las escenas estrella de la película… en un acto desesperado, los habitantes del pueblo asaltan el pozo custodiado por los guardias del clan X, si of fijais, momentos antes de que se hagan la retirada, se tiran al suelo unos cuantos aldeanos… si es que me puedo imaginar al director gritando “Recordad que esto es una batalla, ¡tiene que haber muertos!” y venga, se tiran al suelo 12 tipos… patético.