Cuatro sigue repitiendo películas, ya no pienso ni mentar los casos en los que repitan cinta. Tomando el tema del artículo que me ocupa… Sugerente título, ¿eh?. Zombies en un club de striptease, la cosa promete. La cuestión es que el título no es en sentido figurativo, en esta peli hay strippers zombie en avanzado estado de descomposición, qué asquillo…

Poco a poco, la actriz porno Jenna Jameson se esta ganando un puesto de honor en el trono de la caspa. Si bien habitualmente nos topamos con actuaciones dignas de peli porno, cuando añadimos al “mix” actrices porno de verdad, la situación alcanza cotas hilarantes. Y esta vez creo que Jenna se ha traido a unas cuantas amigas para hacer la peli, porque los actores y los personajes se las traen. ¡Ah! También actúa en esta basura Robert Englund, más conocido por ser quien encarna a Freddy Kruger, pero a éste ya estamos acostumbrados a verlo en mierdas de alto calibre y pestilencia.

Recuerdo aquella película en la que Woody Allen interpretaba a un director que se quedaba ciego a mitad de rodaje, pues bien, en esta el director se debio quedar ciego antes del rodaje, y antes de leer el guión también. Había tantos errores de continuidad e incoherencias factuales que el identificarlas perdio la gracia antes de llegar a mitad de película… y estoy hablando de fumadas por el estilo de House of the Dead, donde los protas aparecían en cada plano con un arma distinta… en este caso, incluso salen agitando el arma como si estuviesen disparando, pero el supervisor de efectos especiales también debía ser ciego, porque no vio que faltaban los FX del fogueo del arma.

El pretexto es que en un laboratorio científico de un futuro cercano en el que sigue gobernando Bush (afortunadamente ya es un futuro alternativo), las múltiples guerras en las que participan los Estados Unidos dan derivado en una severa falta de efectivos humanos en las filas… con lo que la brillante idea consiste en crear un suero que reviva a los soldados después de muertos. Obviamente la cosa se les va de las manos y llaman a un “equipo de élite” (las comillas y la cursiva no añaden ni de lejos el sarcasmo que quiero reflejar), formado por 4 subnormales profundos con unos diálogos que ya no pienso ni describir. Como estos últimos también son unos inútiles, acaba un zombie curiosamente en un barra americana clandestina que hay justo al lado. El zombie muerde a una stripper, que después de muerta sigue baiando, ¡y mejor que nunca! Así pues en esta peli los zombies hablan, bailan, se pegan, corren (o no, según se plantee la situación), y todo lo que haga falta. Ah, claro, y a la gente le vuelve loca ver a un zombie en desomposición haciendo un striptease… ¡Malditos necrófilos de mierda! Y claro, el jefe del garito tiene la brillante idea de “Strippers Zombie – ??? – BENEFICIO”, donde la incógnita es que las strippers se comen a los clientes creando a su vez más zombies…

En verdad no es tan horrible como comento, se trata de una experiencia ascor 100%, con risas garantizadas, no condicionadas al consumo de estupefacientes. Lo tiene de todo: gore gratuito y cutrecillos, tetas, diálogos absurdos, personajes absurdos y odiosos, tetas, efectos especiales supercutres, tetas, intentos fallidos de humor, tetas, y también tetas. Lo cierto es que me ha resultado difícil extraer un fragmento de vídeo que pueda subir a YouTube, porque en la cinta hay tanto tetamen por ahí suelto que es como para salir luego de juerga, y que te den arcadas al ver más tetas nuevamente.

IMDB de la Película