Desde hacía algunos años, la economía mundial (bueno, más bien las grandes empresas) gozaban de un capitalismo exhuberante y en auge. Obviamente, debido a los ciclos de la economía, todo se fue a tomar por culo… y ahora estamos en crisis mundial. ¿Qué tiene que ver esto con esta bazofia de película? Pues bastante.

Hace varios años que la Fox, nadando en dinero como si fuese el Tío Gilito, anuncio la película de Dragon Ball. Se hizo gran regocijo cuando fue anunciada con la coletilla de que sería “la película con el mayor presupuesto de la historia”, además del gran regocijo, obviamente también hubo mucho escepticismo. El tiempo fue pasando, aparecieron los primeros detalles, los primeros fakes…

Pero a mi lo que me impactó fue el anuncio del que supuestamente iba a dirigir la película, “¿James Wong? ¿Quién cojones es ese? Ah, vale, produce cosas. Ah, el director de Desinto Final y El Único.”Destino Final puede pasar, el tipo aun sirve algo para hacer terror y thriller… pero con El Único a mi me quedó claro de que para películas de acción NO, menuda castaña de peli, solo se salvaban 2 o 3 escenas de acción.

Más tarde aparecieron las primeras imágenes, y empezó a oler a mierda. Los actores serían buenos o malos, pero no ilustraban bien a los personajes míticos de nuestras infancias. Hasta que al final salieron el trailer, pero también unos vídeos que aparecieron en Youtube que mostraban unos 15 minutos de la película. Se hizo el caos, ríos de píxeles comenzaron a inundar los blogs de gente despotricando sobre la película… y qué razón tenían. Lo más gracioso es que todos los vídeos que había en Youtube casi hacían un cuarto de la película, porque quitándole los putos créditos dura 70min.

Pues sí, esta basura es para mi, uno de los estandartes de hacia donde estaba yendo el mundo antes de la crisis, derroches por todos lados, dinero, efectos especiales, publicidad, anuncios, bombo, hype, y más bombo… todo para producir y publicitar mierda. Sinceramente ¿qué esperaban estos hijos de puta? ¿tenían a algún fan del manga o del anime contratado trabajando en la película? Mejor dicho, ¿tenían a alguien que simplemente hubiese visto la serie contratado? ¿Para qué haces una película que solamente va a destrozar infancias y hacer que la gente te escupa y te tire piedras? A los profanos de Goku y sus amigos seguramente les parezca una “película entretenida”, término que hoy en día se podría traducir por “pon el cerebro en stand by y deja que tus ojos disfruten con los colorines, los efectos especiales, y la “fotografía””. Porque realmente, cuando la “fotografía” se hace toda por ordenador, ¿dónde esta la fotografía?

Esta mina destrozainfancias ya comienza chungo, con una intro con una voz en off que ralla sobre que hace miles de años unas criaturas intentaron dominar el mundo, que unos magos poderosos hicieron las bolas mágicas para derrotarlos y sabe dios qué polladas más, ni me acuerdo ni me interesa… en los dibujos no te lo explicaban y se quedaban tan anchos. Después a Goku entrenando con el abuelo… ¡¿pero no estaba muerto?! Sí, en los dibujos siempre estaba muerto, pero Ben Ramsey, el guionista de este esperpento, cuando le dieron los mangas de Dragon Ball para escribir el guión de la película, los debio usar para hojear mientras cagaba y luego limpiarse el culo con ellos, porque todo el resto de la película es como cagarse encima de Dragon Ball con saña, con odio. Goku y su abuelo viven en el campo, en un puto chalet adosado. Goku no es un chaval ingenuo e inocente, es un puto palurdo que le pregunta al abuelo “cómo ligar con las chicas”… Vamos, que la intro ya era como para salirse del cine.

Lo jodido es que ahora viene lo mejor, Goku… ¡Va al instituto! Y como en todo instituto americano… bueno ya sabeis lo que hay en los institutos americanos, hormonas desbocadas, cochazos (en esta peli ni eso), y los matones. ¡¡GOKU SUFRE BULLYING EN EL INSTITUTO!!, y en vez de matar con un pedo a los soplapollas de los matones, no puede tocarlos, porque tiene una promesa con el abuelo de que no usará la fuerza… está claro, te rompen la única bicicleta que tienes para ir a clase y te aguantas. En el instituto también esta Chichi, muy mona por cierto, pero a estas alturas ya a la peña le dará por culo lo bien o mal que esten retratados los personajes (a chichi solo le interesa cepillarse a Goku). Goku va a la fiesta de Chichi, que sorprendentemente la casa de Chichi es un castillo (ALGO QUE CONCUERDA CON EL ANIME) asusta a los malotes y se va porque tiene malos presentimientos.

Obviamente, es cosa de Piccolo, que ha ido a por la bola mágica que tenía el abuelo. Goku se encontrará en su casa destrozada con Bulma, y el abuelo le dirá que vaya a buscar al Mutenroshi. Según lo escribo, parece todo muy precipitado, pero es que el desarrollo de la película lo es, una hora y diez minutos no dan para mucho. La “Kame House” esta en un islote en medio de un lago de una gran ciudad, y dentro, esta Mutenroshi, algo que parece un vagabundo interpretado ni más ni menos que por Yun-Fat Chow (Y yo que respetaba algo a ese hombre…), la cuestión es que les cuenta que el mundo se va a acabar cuando Piccolo encuentre las bolas y etc etc… Todo ello intercalado con escenas de Piccolo, que sale de vez en cuando en su nave, con cara de estreñimiento y acompañado de una asesina a contrato que se ha sacado de la manga el cabronazo que ha escrito el guión. Como esperareis, Piccolo se parece poco al original, parece ser que era muy difícil pintar a alguien de verde y ponerle orejas largas y puntiagudas y 2 antenitas. Más tarde Chichi empieza a repartir ostias como panes (porque sí), y se encontrarán a Yamcha, que al final también se apunta a la aventura porque sí… Deciden cavar un túnel con un taladro y aparecen en un volcán (??) donde está la siguiente bola mágica.

Los acontecimientos se suceden con atropellos, hasta que llega la que debería ser la “mítica escena del Kame”, pero no, Mutenroshi le dice a Goku que encienda unas velas a kames y no lo consigue hasta que Chichi le hace chantaje carnal si lo consigue. Entretanto Piccolo les roba las bolas mágicas y saltamos a la escena final… en la que de golpe y porrazo, Goku aparece con el mítico traje naranja de toda la vida, vamos que personalmente creo que no se acordaron del mismo hasta este momento del rodaje y lo pusieron por “hacer un guiño a la serie”, porque sinceramente, guiños a la serie es lo máximo que se puede esperar a estas alturas de la película.

Y llega la pelea final, donde parece que se han dejado todo el presupuesto millonario, muy bonico todo, muy innecesario todo. Y con la estelar aparición de Goku transformado en… algo, porque lo del gorila gigante se queda en una especie de Goku transformado en hombre-lobo rancio e irrisorio. Salvan el mundo y fin.

Esto explicado NO a grandes rasgos (porque la película no tiene mucho más), es la peor adaptación que he visto en mi vida, era díficil hacerla… Sí… Pero también era jodidamente difícil hacerla TAN MAL. Esta película es una mofa, un insulto, un defecación con la que la Fox, Hollywood, y todos esos bastardos hijosdeputa se rien de una generación entera, que ansiaba por ver sus dibus favoritos con bocata de nocilla en mano. Sinceramente, a todos los que participaron en esta mierda… ¡ASÍ REVENTEIS POR DENTRO MALDITOS HIJOS DE PUTA! La cutre-versión que hicieron los tailandeses es una adaptación sobradamente mejor y tiene mucha más gracia que la basura que habeis hecho. Sinceramente, si podeis conseguir la “cutre”, hacedlo, y evitad esto, evitad destrozar vuestra infancia.

IMDBMetacriticFilmaffinity