Roboforce, María te Quiero (Tie jia wu di Ma Li Ya – 1988)

Roboforce, María te Quiero (Tie jia wu di Ma Li Ya – 1988)

No, no he querido meter ningún mensaje indirectamente directo de carácter extremadamente adolescente-pasteloso, el título es así y lo pongo así. Pilla a Robocop, ruedala en China, y métele gags de humor asiático del que tanta vergüenza ajena puede llegar a producir… esto es Roboforce amigos, la película que casi mata a nuestro compañero de andanzas Jesucristo. Aunque eso seguramente fue causado por los gnomos que habitan en los putos reproductores de DivX de salón, que leen cada película como le sale de los reales huevos… causando en esta ocasión que la reproducción una mierdícula de 96 minutos se extendiese […]

El diablo de la dinamita (Devil Dynamite – 1987)

El diablo de la dinamita (Devil Dynamite – 1987)

¿Qué ocurre cuando una mente privilegiada decide mezclar en un mismo film a un luchador galáctico (conocido entre nosotros como moonwalker), vampiros carapizza que dan ridículos saltitos, mafiosos chinorris rancios, ninjas desfasados y putones verbeneros? Nada menos que “El diablo de la dinamita”, uno de los tres films que encumbraron a su creador Tomas Tang a leyenda del Zine y a santo de nuestra devoción, donde curiosamente no salen ni diablos, ni dinamitas, ni berberechos al limón. Eso sí, babaridades a tuttipleni. Después de recopilar previamente toda la información posible de internet (que es escasa), este engrendro que nos dispusimos […]

Robo Vampire (1988)

Robo Vampire (1988)

La verdad, seamos francos, viéndo esa carátula, ya no hay mucho que decir… a no ser que empecemos con un “¿¿¡¡Pero qué coj**** hace Robocop ahí??!!”. Aunque bueno, como señas a grandes rasgos, me atrevería a decir que es practicamente imposible ejecutar de peor forma una película, bueno, exceptuando al dúo Godfrey Ho & Thomas Tang (se aceptan chistes fáciles sobre refrescos), a los cuales parece no costarles esfuerzo ninguno hacer mierda en bruto, porque… sinceramente, yo mismo, o cualquiera de los ávidos Ascor-aficcionados que hay por aquí no conseguiríamos alcanzar tales niveles de cutrería ni poniendo todo nuestro empeño […]