Neumático Asesino (Rubber – 2011)

«¿Cansado de lo predecible?». Este es el pretexto de esta… cosa, si es que se le puede llamar de alguna forma. Porque cuando me hablan de una película de un neumático asesino espero mucho, y lo primero que se me viene a la cabeza es aquella de «Yo Compré una Moto Vampiro«, vamos, expectativas por las nubes y risómetro en la órbita lunar. Lo que resulta un putadón porque el señor Quentin Dupieux se lo ha tomado como un ejercicio de autor en vez de una gamberrada, que es lo que debería haber sido en definitiva. Una vez superado el […]