El Extranjero (The Foreigner – 2003)

Está claro que por mucho que se quiera hacer una película, hay que tener un mínimo de sentido común y/o unos estudios de cine, cosa que el productor, el guionista y el director de este bodrio no supieron demostrar, más bien demostraron que no tienen ni puta idea de hacer una película de acción. Deberían dejarle al Seagal que se encargase él de todo, fijo que lo haría mejor.